Las vacunas es uno de los más grandes inventos de todos los tiempos. Millones de vidas se salvan cada año gracias a ellas. Por eso no es entendible esta ola de desacreditación que cada año va ganando fuerza. La gente que apoya esta teoría asegura que las vacunas provocan autismo y que los médicos nos venden vacunas innecesarias para cobrar más. Ambas acusaciones son mentira, lo del autismo es una leyenda urbana que comenzó porque los primeros síntomas del autismo suelen aparecer cuando el niño tiene alrededor de un año que es cuando más vacunas recibe y alguien decidió que ambos hechos debían estar relacionados.

Otra teoría para apoyar esto es que las vacunas contienen aluminio y que este provoca autismo, la verdad es que los niños reciben más aluminio de la leche de sus madres que de las vacunas y aun así la cantidad es tan ínfimamente pequeña que no supone ningún daño para el organismo.

Anuncios
Anuncios

Aunque no niego que las farmacéuticas son empresas y por tanto buscan obtener beneficios, las vacunas son necesarias y los procesos de escrutinio y control de calidad son los más estrictos, más que ninguna otra medicina en el mercado. Y los efectos secundarios son bien conocidos por todos, los médicos nunca te mentirán sobre los posibles efectos secundarios que salvo en casos muy raros son bastante leves. Y, por supuesto, el calendario de vacunas está calculado al milímetro y el organismo del niño es perfectamente capaz de soportarlo.

Pero el peor argumento probablemente es el de que si los demás niños están vacunados no es necesario vacunar al nuestro. Esto es muy peligroso porque incluso tras vacunarse un niño puede caer enfermo si es expuesto a la enfermedad y por tanto si nuestro niño no está vacunado puede poner en riesgo al resto de la clase.

Anuncios

Sin olvidar aquellos raros casos en el que el niño es alérgico a algún componente de la medicina y no puede vacunarse, ellos dependen de que los demás nos vacunemos para estar protegidos. Puede resultar tentador decir no a las vacunas y dejar que la naturaleza "haga su trabajo". Pero el sarampión, la varicela, la gripe o la tos ferina son enfermedades que pueden ser más peligrosas de lo que parecen a simple vista y siempre será mejor prevenir que curar. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Salud