El cantante español Joaquín Sabina ha sido declarado Persona Non Grata en Uruguay por la asociación BDS Uruguay. BDS es una organización que promueve la adopción de Boicot, Desinversión y Sanciones en Israel, como castigo a su política de ocupación en los territorios ocupados palestinos.

La campaña pretende luchar contra lo que llaman la "normalización" del estado de Israel en tanto mantenga su posición que contraviene sistemáticamente los derechos humanos, el Derecho Internacional, la Convención de Ginebra y las resoluciones de la ONU. Para ello la web hace pública las empresas multinacionales que tienen relaciones con el estado de Israel, sobre todo aquellas que están presentes en los territorios usurpados a los palestinos y llama al boicot de la población a sus productos.

Anuncios
Anuncios

Igualmente promueve el boicot político, el boicot académico, el boicot económico y el boicot cultural y deportivo.

Joaquín Sabina, que en España es conocido por sus presuntas posiciones izquierdistas, actuó en 2012 en Israel junto a Joan Manuel Serrat desoyendo todas las peticiones que se hicieron para que cancelase la gira. En junio de 2014, en vísperas del salvaje ataque a la franja de Gaza, que dejó centenares de niños muertos y un panorama de desolación y devastación inenarrable, Sabina repitió actuación, además, con el escarnio de modificar alguna de las letras de sus canciones incluyendo en ellas referencias al Israel bíblico.

La BDS se inspira en la lucha exitosa en su tiempo que derribó el apartheid sudafricano y recuerda que figuras del prestigio de Roger Waters, The Pixies, Elvis Costello, Stephen Hawking o Carlos Santana sí participan, a diferencia de Sabina en el boicot a Israel.

Anuncios

En la carta que declara a Sabina persona Non Grata, la asociación dice textualmente: "Nos preguntamos si Sabina habría ido a cantarle a la población blanca afrikáner que sostenía ideológica y políticamente el régimen sudafricano, en el que también se celebraba elecciones y se elegía mandatarios y miembros de un parlamento, y al que Estados Unidos, Israel y otros países insistían en llamar "democracia". Para recordarle luego que no es bienvenido a Uruguay y exhortando a que el público manifieste su repudio en la puerta del auditorio durante su actuación. #Arte