El mítico guitarrista de Dr. Feelgood, Wilko Johnson anunció esta semana que había derrotado al cáncer definitivamente. En 2012 se le diagnosticó un cáncer de páncreas, que es posiblemente el que tiene un índice de letalidad más elevado. Los médicos le comunicaron que estaba ya en una fase muy avanzada y que su pronóstico de vida no sería superior a diez meses. Wilko decidió entonces no someterse al tratamiento de quimioterapia y dedicar el tiempo de vida que le restase a continuar con su carrera, iniciando la que pensaba que sería su última gira e intentando vivir cada minuto como si fuese el último.

En este año y medio tuvo tiempo de girar por todo el mundo, continuar la interpretación de uno de los personajes de la serie "Juego de Tronos" (el verdugo Ser Ilyn Payne) y grabar un último trabajo discográfico.

Anuncios
Anuncios

Este proyecto llevaba siendo una idea perpetuamente aplazada que tenía junto a su amigo y vocalista de The Who, Roger Daltrey. El estado de salud de Wilko animaron a los dos a ponerse a la tarea por fin y así se editó en 2013 "Going back home", que es una revisión de los grandes éxitos que construyeron la historia de Dr. Feelgood. El disco entero, cantado con la aún poderosa voz de Daltrey es una declaración de intenciones que empieza por su primera canción que afirma: "Quiero vivir como me gusta. Dormir toda la mañana. Salir a buscar diversión por la noche".

Sin embargo, en el mes de abril de este mismo año se le practicó una operación muy compleja en la que le extrajeron completamente no solo el páncreas sino también el bazo y parte del estómago. La operación, que duró 11 horas y fue un éxito extrajo un tumor que pesaba 3 kg.

Anuncios

El propio Wilko lo describió como "casi un bebé". Así, después de estos meses en los que estuvo bajo permanente observación y su sistema digestivo estuvo recuperándose se confirmó que el cáncer había desaparecido completamente y que su vida sería más larga de lo que pensaba.

La carrera de Wilko Johnson se inició en la mítica banda Dr. Feelgood. A principios de los 70 la escena musical londinense estaba dominada por las bandas de rock sinfónico, como Genesis. Sin embargo, en las afueras de la metrópolis, algunos músicos reivindicaban un sonido más puro, más básico y más cercano a las raíces del rhytm & blues. Era lo que se llamaba "pub rock". De entre todos aquellos grupos hubo uno que sobresalió por su actitud salvaje, incluso agresiva: Dr. Feelgood. La banda la colideraban Lee Brilleaux, un borrachín pendenciero y amante de la gresca y Wilko Johnson, un guitarrista de rostro y riffs afilados, que se movía en el escenario como un psicópata y parecía convulsionarse durante las actuaciones.

Anuncios

Wilko tenía un estilo casi único: tocaba sin púa y lograba a la vez hacer el ritmo y los solos, de una enorme potencia, que le dieron al grupo su estilo inconfundible. La banda firmó unos discos prodigiosos, en particular Stupidity, grabado en directo y que les lanzó al estrellato.

Wilko Johnson que lleva actuando en solitario desde la disolución de Dr. Feelgood no ha perdido jamás la misma intensidad escénica y las mismas ganas de pisar las tablas, así que es muy probable que pronto lo veamos de nuevo en los escenarios. #El malestar que ocasionan las Enfermedades #Arte