En el día de ayer, en su ciudad natal de Oxford, falleció Phyllis Dorothy James, más conocida como P. D. James, la conocida como reina de la novela negra, a la edad de 94 años. P. D. James fue una escritora tardía y publicó su primera novela cuando ya tenía 42 años, una edad no habitual en los novelistas, que acostumbran a alcanzar ahí la plena madurez de su prosa. Esta fue, Cubridle el rostro, a la que siguieron otros veinte #Libros, todos enfocados al crimen y al misterio.

De ellos, catorce estuvieron protagonizados por su personaje más conocido, el inspector de Scotland Yard, Adam Dalgliesh, un curioso personaje que aúna en la misma persona el gusto por la poesía con una mente analítica y cerebral.

Anuncios
Anuncios

Dalgliesh, que aparece ya en la primera novela de la autora, es un hombre alto, oscuro y atractivo y viudo de una mujer que fallece en el parto del que sería su primer hijo. Esta descripción está extraída parcialmente de otra novela de Jane Eyre, a la que P. D. James admiraba de un modo profundo. De hecho, La muerte llega a Pernberley viene a ser una versión a su estilo del clásico Orgullo y prejuicio.

P. D. James luchó contra el arraigado prejuicio que juzga la novela negra como un género menor, exento de la calidad literaria de la novela y basado en una serie de trucos del oficio un tanto repetitivos. Al contrario, la autora inglesa construyó un modo de escribir muy concienzudo y con argumentos y giros de acción cuidados al extremo, originales y refinados. Pero sobre todo, su obra alcanzó el favor de los lectores por el diseño de los personajes, todos dotados de una gran hondura y complejidad, contrariamente a los arquetipos que aparecen apenas esbozados en las novelas negras de calidad inferior.

Anuncios

La autora alcanzó en vida toda clase de honores, incluso un título nobiliario y algunas de sus novelas fueron unánimemente valoradas por la crítica mundial. Tal es el caso de Hijos de los hombres que fue adaptada para la gran pantalla por el mexicano Alfonso Cuarón con una película que llegó a ser nominada para el Oscar.