Hace ya algún tiempo el mercado tecnológico comenzó a lanzar productos dedicados al uso mayormente de la tercera edad. Como bien se sabe, este segmento de la población con el paso de los años pierde algunas habilidades y muchas de ellas son bastante difíciles de recuperar. Al parecer, algunas videoconsolas fueron creadas con el fin de mejorarlas o evitar algunas enfermedades como el Alzheimer.

Una serie de estudios ha demostrado que esto es totalmente falso. Esto fue publicado la semana pasada en una revista cuyo nombre es "Plos Medicine". Puede ser que estos aparatos pueden ayudan a nuestros ancianos a pasar las horas o a saciar su aburrimiento cuando no tengan nada que hacer, pero lo que está claro es que no ayudarán a mejorar sus capacidades cognitivas.

Anuncios
Anuncios

Parece ser que los entrenamientos tienen mayor y mejor resultado cuando se realizan de forma grupal y no de manera aislada.

Claro está que para que un producto sea vendido necesita una buena estrategia de marketing y mucho más si se trata de temas como estos. Pues bien, no solo exageran el resultado que el comprador pueda obtener con este "brain training" sino que además carece de hechos científicos. Cualquier actividad al aire libre o en compañía de su propio nieto, probablemente le ayudará mucho más que estar sentado frente a una maquina que "supuestamente" ayuda.

La conocida consola Nintenso DS culminó con un gran número de ventas en este tipo de juegos en el que había puzles o juegos en los que se tenía que aplicar la lógica ¿Son un juego más los clasificados como "brain training"? ¿Se trata de una mera venta sin ningún tipo de respaldo científico?

Se utilizan frases o expresiones que exageran por completo la realidad o capacidad que tienen este tipo de herramientas.

Anuncios

Llegan a comparar o a posicionar en el juego como "entrenador personal". Por si no fuera suficiente, también aluden a que los ejercicios de estos #Videojuegos han sido creados por neurocirujanos o universidades con el fin de dar importancia o avalar la eficacia de ellos.

El equipo de Investigación en Mente y Cerebro de la Universidad de Sidney niega por completo la utilidad de esta clase de videojuegos como posible solución a un deterioro de carácter cognitivo. No obstante, en este trabajo realizado se reconoce aspectos positivos que puedan tener como son la mejoría de la memoria o la rapidez mental. Por otro lado, esto debe realizarse bajo la supervisión de expertos y en forma grupal. Problemas como la planificación, organización y este tipo de problemas que puedan presentan carácter complejos, son capaces de ser solucionados por ejercicios mentales a través de estos juegos.

Al parecer este tipo de ejercicio ya sea en forma de videojuegos o no, siempre es mejorar hacerlos con la supervisión o acompañados de alguien. Si se trata de una persona experta en la materia sería mucho más exitoso ya que tendrá los conocimientos y las herramientas necesarias para una mejoría o una ayuda mas garantizada.