Algunas personas no pasan así por que sí por la vida, algunos nos dejan como legado por siempre y para siempre su voz, es el caso de varios cantantes que a lo largo de su carrera inmortalizan temas que ya han traspasado generaciones, que perdurarán por siempre en nuestras memoria y que en muchos casos han sido los causantes de amores fugaces o de otros perdurables, Joe Cocker es uno de ellos.

El británico de voz quebrada, el mismo que subía borracho como una cuba al escenario y cantaba como si nada durante dos largas horas ha fallecido en el día de hoy luego de entablar un tremenda pero desigual lucha contra el cáncer, cáncer de pulmón que lo llevó a la edad de 70 años.

Anuncios
Anuncios

Para otros su voz desgarrada era la excusa para poder disfrutar de buena #Música.

Los que peinamos canas supimos bailar pegados uno de sus mejores temas, You Are So Beautifull, Jhonn Robert Cocker residía en Estados Unidos desde hacía varios años ya, en un rancho en Colorado triunfó con una canción compuesta por Johnn Lennon y Paul McCartney y luego grabó más éxitos como Up Where We Belong, supo participar en el legendario concierto de Woodstock en el año 1969.

A pesar de su lucha contra el cáncer de pulmón Cocker durante el año 2013 una más que extensa gira por toda Europa, en el año 2012 grabó su último disco, Fire It Up, fue su trabajo discográfico número veintidós, casi medio siglo de carrera sobre los escenarios, su mayor éxito puede que haya sido el tema central de Oficial y Caballero, Up Where We Belong, éxito que le dejó como colorario un Grammy.

Anuncios

Para aquellos que compartieron escenario o lo llegaron a conocer fuera del mismo Cocker era un hombre con verdadero talento, al mismo tiempo humilde y amable y aquellos que hayan tenido la oportunidad de verlo sobre el escenario seguramente coincida conmigo que verlo allí, en directo es o fue algo que no tiene precio, te ibas del concierto satisfecho pero al mismo tiempo deseando verlo nuevamente en directo.

La reina Isabel II le entregó en el año 2007 la medalla con la cual se lo nombraba Oficial del Imperio Británico por sus servicios a la música, para muchos británicos fue la mejor voz del rock y soul de todos los tiempos dentro del Reino Unido.

Otros lo recordarán por You can leave your hat on, imposible de olvidar, aquellos que hemos visto seguro que muchas veces la película donde Kim Bassinger baila al ritmo del tema mientras practica el streptrease más erótico de todos los tiempos bajo la divertida mirada de Mickey Rourke en Nueve Semanas y media, puede que hasta hoy no exista otro momento en el cine.

Además You can leave your hat on es sin duda el himno erótico por excelencia y que ha servido de inspiración para innumerables bailes, se nos va físicamente pero sólo eso, el legado musical será lo mejor y más disfrutable que nos regala Joe Crocker.