La celebración de Nochebuena ya está a la vuelta de la esquina. Si aún no has comprado tus regalos toma en cuenta la siguiente información a la hora de seleccionarlos. Si ya los compraste, aún estás a tiempo de pensar una vez más si debes obsequiarlos. La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) publicó  a través de la Revista del Consumidor, una lista de los nueve “peores regalos”, que debes evitar.

1.- En primera posición, la institución colocó al regalo “bien intencionado” como el peor de todos. Este hace referencia a los libros, discos y videos de autoayuda, los cuales, evidencian las debilidades de las personas que los reciben.

Anuncios
Anuncios

A menos que hayan sido solicitados, lo mejor es dar un regalo que realce sus cualidades.

2.- Los obsequios “bumerán” tampoco son del agrado de quienes lo reciben. Se trata de aquellos regalos que no gustaron ni sirvieron a quien los recibió anteriormente. Por ello son reciclados para regalarlos a alguien más durante las fechas navideñas y de fin de año. Ante este punto, se recomienda dejar la flojera y esforzarse un poquito más.

3.- “La compra de último momento”. Es clásico que la compara del regalo se deje a la última hora y se termine comprando chocolates, camisetas y adornos que se venden en cualquier tienda de  la esquina. Esto, evidencia la nula molestia que se tuvo para pensar en los gustos del otro.

4.- No confundas la indiscreción con lo chistoso. Evita regalar calzones, juguetes para adultos o condones, ya que pueden significar una “sorpresa indiscreta” e incómoda.

Anuncios

A menos que se trate de una despedida de solteros o que el regalo sea para tu pareja.

5.- “El regalo individual con fines colectivos”. Así llaman aquel obsequio que pierde su encanto al beneficiar a toda la #Familia, por ejemplo: una pantalla “para papá”, o una lavadora "para mamá".

6.- Juguetes bélicos. Regalar a niños juguetes como pistolas, ametralladoras y otras armas, promueven la violencia. A menos que se desee inculcar tales valores a los hijos, es preferible evitarlos.

7.- El “regalo pasivo-agresivo”. Algunos ejemplos de este tipo de obsequios son: una báscula, una crema anticelulitis, ropa de talla más chica que la que usa el que recibirá el regalo, talco para pies, una faja reductora o un desodorante.

8.- Las “mascotas no planeadas”. Al principio los niños los aman, pero la responsabilidad no debe tomarse a la ligera, pues, según la Profeco, durante los meses de enero y febrero las mascotas son abandonadas.

9.- “El regalo pirata”. Proviene del comercio informal. Algunos ejemplos son películas, discos o videojuegos piratas. Así mismo, ropa o accesorios aparentemente de diseñador o marca reconocida. #Navidad