Cuando se cumplen 34 años del asesinato de John Lennon en el edificio Dakota, Paul McCartney su amigo y compañero de fatigas y éxitos en The Beatles ha concedido una entrevista a la televisión británica en la que hace memoria de aquel fatídico día.

Paul McCartney, sin apenas poder contener la emoción, relató como recibieron la llamada en su casa y lo difícil que fue poder decírselo a Linda, su mujer, y los niños. El y Lennon ya habían conseguido hacer las paces después de las terribles tensiones que la disolución de The Beatles trajo para ambos y que parecían haber cercenado su amistad para siempre. Entonces, cuenta McCartney, no se trataba de ningún asunto de índole personal sino que todas las riñas y discusiones, que eran muy frecuentes, estribaban sobre cómo llevar la carrera profesional de The Beatles, que se había convertido ya en un monstruo difícil de gobernar.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo al menos McCartney tiene el consuelo de que antes de ser asesinado Lennon ya habían conseguido limar sus diferencias y mantenían con cierta frecuencia conversaciones de viejos amigos sobre temas triviales de la vida cotidiana, como recetas de cocina o sus respectivas experiencias sobre su paternidad.

La disolución de The Beatles fue una experiencia terrible para millones de sus admiradores que los reverenciaban. Su impacto era mucho más que el de otras bandas de rock y realmente eran un faro de comportamiento para millones de personas en todo el mundo. Por eso muchos de ellos no llegaron a perder la esperanza de que volviesen a unirse. El asesinato de Lennon, tan absurdo y sin sentido, acabó con esto para siempre. Lennon, que en su carrera en solitario se había mostrado muy sensible a las demandas sociales de su tiempo es una voz cuya vigencia permanece a día de hoy.

Anuncios

¿Qué hubiese dicho Lennon en los tiempos del 99% y Occupy Wall Street? ¿Qué hubiese dicho sobre los 43 estudiantes asesinados en México? ¿Qué hubiese dicho sobre los nuevos movimientos políticos en España y Grecia? Quizá no haya que buscar mucho. En "Gimme the truth" ya cantaba: "Estoy enfermo de escuchar a ignorantes, miopes, hipócritas, intolerantes…solo quiero la verdad." #Música