Yiwu es la ciudad china donde todo el año es Navidad, se encuentra en la provincia de Zhejiang. A dos horas de Shanghai si nos dirigimos en tren, unos 300 km aproximadamente. En la misma, el mercado de la ciudad se dedica los 365 días del año a la venta de arbolitos, luces, adornos, guirnaldas, para todo el mundo.

Toda decoración navideña que podamos ver sale prácticamente de esta pequeña ciudad china que vive los doce meses rodeada de Santa Claus y adornos navideños de todo tipo. Para todo comprador de estos artículos en un paraíso terrenal. En la misma se produce todo, desde el Santa Claus más grande y animado, ya que hay de tamaño natural, de casi 1,8 m, con todos los accesorios que puedas elegir, hasta el adorno más pequeño que necesites para tu árbol en estas fechas.

En el centro el mercado nos encontramos con todo tipo de vendedores que ofrecen sus productos, la competencia es más que increíble y más si pensamos que todo el año es igual. El Daily Mail ha publicado un artículo al respecto, en el mismo explica que el mercado es tan grande que se necesita más de un día si lo queremos recorrer entero.

Además explica que el 60% de lo que el mundo consume en cuanto a adornos navideños se produce en esta ciudad del país asiático.Y si al mercado interno nos referimos, pasa el 90% de las compras. Aunque en realidad los habitantes de Yiwu no entienden las fiestas navideñas en sí. Sería lo mismo que entendamos nosotros del “Nuevo año chino”.

Aparte de ser un mercado anual de productos navideños, está abierto casi 12 horas al día, así que las cantidades que venden y producen son mucho más que elevadas. En un paseo por el mercado podemos ver la producción en cadena de varios adornos que se realizan a mano. Si, aunque cueste de creer, hay algunos que aún se realizan de manera manual, los mismos se hacen en pocos minutos, por ejemplo las estrellas que se recortan y se pegan, aunque luego finalmente pasan por una máquina.

También podemos visitar el almacén donde realizan los pinitos de plástico, ver la laboriosidad con que se hacen y la cantidad de mano de obra que se necesita, levanta el ánimo navideño a todo aquel que pase por esta ciudad. De adornos podemos encontrar de todos y más. Así que si no sabés dónde encontrar ese adorno que tanto te gusta, no tienes más que visitar este "gran mercado chino" que, en cualquier momento del año, te estará esperando. #Vacaciones #Navidad