Todo se instala silenciosamente cuando ¡pum! ya está sonando a todo lo que da: con un enloquecido estruendo empieza la celebración. Cuando yo iba a las fiestas, si tenia suerte, desde la iglesia iba  a la misa de presentación del nacimiento del niño o niña , por la celebración de los cuatro años del menor, la tabla gimnástica en el kínder en donde lanzaba la jabalina en corto para poder recogerla yo mismo, la celebración por haber perdido en juego como los Búfalos, la celebración de la primera comunión , la celebración de los XV años, la salida de la secundaria, la celebración de los diez y ocho años , la entrada a la prepa, la salida como técnico, la boda del año del barrio, la salida de la universidad, la presentación del diputado, las jornadas de limpieza y trabajo, el término de la elección ganes o pierdas, los accidentes que luego te dicen: échale ganas y uno con el dolor por los golpes. Entonces como las ocho de la noche nadie baila que es cuando debes aprovechar para bailar, a las nueve, ya bailan las escuelas de baile y ya empezaban a bailar los muchachos con las muchachas, se juntaban los del rock pesado, yo era disco loco y si no tienes suerte es en casa particular o es fiesta del mercado en la cual sierran  o hay que pagar. Ya como las diez de la noche empieza la retirada porque empiezan las peleas con botellazos por acompañar a jóvenes que lo desconocen a uno y lo bueno que estaba el chico que con el que jugaba cuando era pequeño y que me salva consiente de un lapsus, la #Música empieza agregando con saltos de tic-tac con una salsa, como que juegan a las escondidas con risas y botellas. Una cumbia como que realizan torneos de chistes con  muestreo de que todos hablan, una bachata se escucha una moto, espero que sea la policía de proximidad, recién de estreno en cuatro llantas, los minutos transcurren cuando se escucha: ¡cierren las puertas señores!, y el coyote pasa un buen rato, y se escucha  la salsa de la del pelo marrón. Iba yo sentado en el autobús mirando la vida pasar: uhhh la la la ti da , la la ti da. Se escucha una de banda y empieza mi serenata con los niños cantores del barrio luego una guaracha  se escucha llanto hasta el otro día que despierto.
#Tendencias