Son muchos y en algunos casos vagos los recuerdos que tengo de las agrupaciones de rock que he visto -ya sea tanto en fotos de portadas como en actuaciones en videos o en vivo- que me hayan impactado. Pero sin duda, de Kiss, conservo la imagen, pues me atraía mucho su particular escenificación.

Recuerdo sus canciones en parrandas del bachillerato, y una que otra balada con la cual, ya bien entrado en alcoholes, rememoraba un amor perdido, pero presente en mi pensamiento gracias a la magia de la #Música.

Kiss para mí fue una banda que influenció mi camino por el rock, y me atrevería a decir que fue un parteaguas entre el joven rebelde de 17 años que prefería trabajar antes que estudiar una carrera que no le atraía y aquel chico que de repente se volvió rockero e independiente.

Anuncios
Anuncios

Hoy que Paul Stanley celebra un año más de vida, traigo a cuento toda esta remembranza de una etapa de formación, de escucha de aquella banda estadounidense que influenció a muchas más dentro del género y subgéneros del rock, el heavy, el trash y hasta el death y black metal. Fue hasta cierto punto clave para aventarme a salir frente a un público montado en una tarima o en un escenario como frontman de una banda de rock.

Paul Stanley cuyo verdadero nombre es Stanley Bert Eisen Harvey, o mejor conocido como the "Starchild", nació el 20 de enero de 1952 en Queens, New York. Y aunque siempre me pareció raro, debo admitir que es un artista completo; la voz, el carisma, y hasta la forma de actuar y la evidente parafernalia con la que se acompañaban en sus espectáculos no son algo fortuito. Cuentan sus biógrafos que el tipo nació con un talento artístico que no fue reprimido por sus padres, aunque estos quisieran para él otro oficio.

Anuncios

Dentro de las múltiples influencias musicales que yo escuchaba en ese entonces, la ambigua forma musical de Kiss me pareció, sin embargo, interesante, y fue como empecé a escuchar algunos de sus éxitos, desde "Detroit rock city", "Love gun", "Forever", "I was made for loving you", "I wanna rock and roll all night", "Hard luck woman", por mencionar solo algunos de sus temas.

Aunque no me considero un fan "de hueso colorado" de Kiss, acepto su influencia musical en mi vida. Con sus temas pasé buenos momentos en compañía de quienes también compartían en ese entonces la música y que hoy por azares del destino ya no siguen en la misma ruta, pero que, quizás, aún permanezca ese espíritu rockero que aquel cuarteto influenció en el alma de cada uno de nosotros. Enhorabuena por un año más de Paul Stanley, ídolo de masas y de conocedores del rock que, junto con Gene Simmons, Peter Criss y Ace Frehley, lo hizo posible. #Arte