Bestias de colores, animales insólitos, seres mágicos con ojos de rana, cabezas de jaguar con cuernos, cuerpo de víbora o serpiente, alas de murciélago o dragón. Entes fantásticos que sobrepasan la imaginación de los artesanos mexicanos. Ellos son los alebrijes.

El proceso creativo para dar vida a estos seres fantásticos y su elaboración conlleva todo un #Arte. Capa tras capa de papel maché, de china y periódico, unidos con engrudo irán dando la forma a las extrañas figuras creando escamas, picos, alas, ojos y un sinfín de elementos para formar una composición única.

Fue Pedro Linares López -originario de la Ciudad de México- quien creó los Alebrijes en 1936.

Anuncios
Anuncios

Cuenta la historia que al estar muy enfermo, y al borde de la muerte, cayó en un sueño profundo, donde comenzó a soñar con un bosque tranquilo, donde no existía el dolor y sólo había felicidad.

Sin embargo, poco a poco las piedras, árboles y nubes se convirtieron en extrañas criaturas mitad perro mitad león, un burro con alas y un gallo con cuernos de toro. De repente esos animales cantaban y gritaban sólo una sola palabra: ¡Alebrijes! ¡Alebrijes, alebrijes!

Cuando Pedro despertó, se encontraba en su propio velorio. Las personas que le rezaban se sorprendieron de que estaba completamente curado. A partir de ese día, comenzó a plasmar todos los animales que se encontró en su sueño y que lo acompañaron de vuelta a la vida. 

"Llegan a pesar hasta 100 Kg" afirma Luis Armando Haza, director de Operaciones del Museo de Arte Popular, quien cada año organiza un desfile de alebrijes monumentales en la Ciudad de México.

Anuncios

"Los artesanos primero diseñan a nivel de papel, deciden qué tipo de alebrije van a hacer y posteriormente construyen una estructura metálica que soporte a estos monstruos encantadores que tienen diversos tamaños, van desde 10 centímetros hasta 3.50 metros de alto, y 3 metros de largo". 

El decorado a pesar de que es el último paso, es el más importante ya que aquí destaca la imaginación del artista y con la ayuda de colores brillantes y con un pincel, se viste al alebrije de detalles como estrellas, líneas, ojos, flores, puntos, caracoles, escamas y demás elementos.

"Los alebrijes finalmente representan la capacidad de crear animales fantásticos de son los artesanos mexicanos, los herederos de esta tradición". 

"Los alebrijes se caracterizan a diferencia de otros animales fantásticos porque son animales que tienen garras y alas , todos se preguntan ¿por qué tienen esto?, en otras culturas también existen animales fantásticos, "la diferencia es el color, eso es lo que hace distintivo a los alebrijes mexicanos" explica Luis Armando Haza Remus, director de Operaciones del Museo de Arte Popular.

Anuncios

"Las garras de los alebrijes, son para aferrarse a la tierra, tener un sentido de pertenencia a algo y las alas muy poéticamente, sirven para construir los sueños y en ese sentido todos somos o queremos ser alebrijes, debemos tener un sentido mínimo de realidad pero al mismo tiempo la capacidad de construir nuestros sueños", indicó.





#Cultura Ciudad de México