El próximo 22 de febrero de 2015 podremos ser testigos de la octogésima séptima entrega de los más prestigiosos premios en la industria del #Cine hollywoodense. Desde su nacimiento, los Óscar se han posicionado a nivel mundial como el galardón más importante dentro de la industria cinematográfica internacional, por lo menos en lo que respecta al cine comercial.

Cada año, los grandes estudios se esfuerzan inconmensurablemente para crear alguna que otra cinta que llame la atención de la crítica especializada. Y es que una nominación al Óscar no sólo asegura un cierto prestigio, sino también varios millones de dólares extras ya sea con los famosos reestrenos o con la (casi) segura venta masiva de DVD's gracias a la leyenda de "nominada al Óscar a..." o "ganadora del Óscar a...".

Anuncios
Anuncios

Sea como fuere, una premiación con tantos millones de tele-espectadores a nivel global no puede estar exenta de ciertos tintes políticos. Y es que a final de cuentas, el dinero y la política son las dos caras de una misma moneda. En 2013 vivimos la polémica presentación de la estatuilla por parte de la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama. El año pasado, el Óscar para "12 Años Esclavo" se interpretó como un "no, ya no somos racistas" que por supuesto, la anfitriona de esa ceremonia, Ellen DeGeneres, no tuvo ningún reparo en advertir desde el principio (aunque tono cómico).

¿Qué nos deparará este 2015? Sin duda, la Academia representa una de las alas más progresistas de los Estados Unidos, no obstante, tampoco se caracteriza por tomar decisiones muy arriesgadas. En general, siempre se premia el patriotismo, la superación personal, las epopeyas históricas o la tragedia.

Anuncios

Reflejo de ello son las siete nominadas de este año. De acuerdo con la crítica y las últimas premiaciones, antesalas del Óscar, el premio a mejor película caerá ya sea en "Birdman" ya sea en "Boyhood".

"Birdman" representa una pequeña anomalía en la tradición de la Academia, pues generalmente se prefiere la tragedia antes que la comedia. Aunque tragicomedia, "Birdman" no deja tener elementos cómicos. No obstante, no hay que olvidar que "Forrest Gump" logró llevarse la estatuilla en 1995, incluso siendo una comedia mucho más insípida que la cinta de González Iñarritu. Por otro lado, "Boyhood" tiene todos los elementos tradicionales que busca la Academia, tiene profundos momentos de melancolía, grandes actuaciones y, por si fuera poco, el director tardó alrededor de diez años en realizarla.

Políticamente la sorpresa podría venir de "Selma" y de "Imitation Game". La primera para reafirmar el "no somos racistas a pesar de los acontecimientos de Ferguson", mientras que la segunda trata un tema tradicionalmente bien acogido por la Academia: una historia de la Segunda Guerra Mundial contada en términos cuasi mitológicos. ¿Cuáles son sus predicciones?, ¿gana el arte, la política o el dinero? #Premios Oscar