Ciento cincuenta años después que Alicia se volviera la protagonista del universo literario de Lewis Carroll, Vanessa Tait retoma la ruta de la pequeña Liddell hacia las fantasías del matemático inglés, en el marco de un aniversario más de la obra "Alicia en el país de las Maravillas". Vanessa Tait es la biznieta de Alice Liddell, quien de niña fuera motivo inspiración de Charles L.Dodgson, verdadero nombre de Carroll.

En cierta ocasión, Carroll y algunas pequeñas acompañantes, entre ellas Alice, dieron un paseo en barca por el Támesis. Luego surgió la idea de cristalizar una narración que improvisó durante el recorrido, una disparatada trama de conejos blancos, sombrereros locos y sonrientes felinos.

Anuncios
Anuncios

Esta es la anécdota que retoma Tait en su novela "The Looking Glass", una interpretación literaria de la relación que mantuvo su tatarabuela con Carroll, desde la perspectiva de una institutriz de la familia Liddell. Tait comentó lo esencial de esta obra en el marco del festival literario Kosmopolis, en Barcelona, recién concluido.

Desde hace mucho tiempo se ha creído que el genial autor inglés tenía una relación inusual con las niñas. Carroll realizó numerosos retratos de pequeñas, incluida Alice Liddell. Un documental realizado por la BBC titulado "El mundo secreto de Lewis Carroll", parte del hallazgo de una inédita fotografía de Lorina Liddell, al parecer realizada por el célebre escritor, que confirmaría su censurable afición.

Tait no se manifiesta al respecto con demasiada profundidad, sólo comenta que los victorianos no acostumbraban tomar fotografías de ese tipo.

Anuncios

Tait afirma que la relación que Dodgson mantuvo con su tatarabuela fue de gran amistad, aunque reconoce que la extraña personalidad de Carroll ha dado pie para que se hayan tejido en torno a su nombre las más oscuras anécdotas.

Para esta autora inglesa, Carroll siempre ha sido una figura más bien rara. Tait acepta que muchos colocan a "Alicia en el país de las maravillas" a la par de Shakespeare y la Biblia como de los más citados en la historia de la literatura y por ello sigue generando un gran interés.

Alice Liddell tuvo dos hijos y ambos fallecieron en la guerra. Al ser la única familia que Liddell tenía, cuando llegaba el momento de algún aniversario Alice buscaba a la familia de Tate. Incluso de niña la vestían como la Alice del libro. Ella confiesa que no le agradaba y que incluso de pequeña le daba miedo la historia creada por Carroll. #Libros