Riley B. King, conocido mundialmente como B.B. (Blues Boy) King, falleció este jueves 14 de mayo a las 21:40, hora del Pacífico, de acuerdo con el perfil oficial de B.B. King en #Facebook. Había estado hospitalizado recientemente y regresó a su casa el pasado 1 de mayo, desde donde agradeció a su público sus buenos deseos y oraciones, además de indicar que estaría bajo cuidados paliativos.

A principios de abril también estuvo en el hospital y el año pasado, el 3 de octubre, interrumpió lo que se convirtió en su última presentación en vivo, en la Casa del blues, en Chicago. Hasta ese día había dado más de 70 presentaciones en 2014 y canceló las restantes.

Anuncios
Anuncios

B.B. King es reconocido por prácticamente todos los guitarristas del blues y el rock por su estilo melódico, expresivo y limpio. Siempre quiso tocar la guitarra, por lo que nunca dejó de buscar la oportunidad de conocer músicos y aprender de ellos, a pesar de que su destino parecía ser recolector de algodón, como muchos otros jóvenes negros en Mississippi. Dicen que para tocar blues se necesita sufrir en la vida; rasgo que no le fue ajeno a Riley King, aunque no por ello perdió nunca la sonrisa. Nunca fue activista ni resentido con los blancos por su origen oprimido. Simplemente trató de ganarse lo suyo.

La historia lo colocó como el receptor de la tradición de los años cuarenta, cuando fue contemporáneo de abuelos del blues, y su fama se forjó un poco antes de que existiera el rock, por lo que cuando Eric Clapton, John Mayall, Jimmy Page y Jimi Hendrix tocaron el blues de los sesenta, B.B.

Anuncios

era ya un ícono para ellos, a través de quienes el mundo lo descubrió.

La música de B.B. King mezcló los sonidos del blues con el soul. Las leyendas del blues como Muddy Waters y Howlin' Wolf eran sus pares, lo mismo que cantantes como Ray Charles y Bobby 'Blue' Bland. Siempre admiró a Frank Sinatra, que murió también un 14 de mayo (1998), y al sonido de las grandes bandas. Su guitarra -Lucille, una Gibson ES 335- es uno de los pocos instrumentos musicales que son asociados inmediatamente con su ejecutante, lo mismo que su sonido. Guitarristas como Carlos Santana, Buddy Guy, Slash, John Mayer, Eric Clapton y muchos más coinciden en que basta escuchar una sola nota para saber que B.B. King es su autor. #Racismo #Conciertos

Existe una imagen ideal en la cultura del blues, el eterno retorno a casa, a donde uno pertenece; B.B. King siempre estuvo en el camino, siempre de gira aún en sus últimos meses de vida. Pero ahora está por fin en casa, junto a las leyendas que admiró y conoció y en la historia de la música popular. Descanse en paz B.B. King.