La compañía teatral Arte Cosmo consiste en la participación de valores teatrales en desarrollo y que por amor al arte buscan una ventana de expresión, uno de ellos es Emanuel Mezzy quien también participará, junto con Fernanda Moscosa, en la puesta teatral musical El Juego de la Vida.

Emanuel Mezzy inicia su preparación artística en una escuela de música en donde después de un tiempo se pudo acercar a los musicales debido al actor Jesús Cassab y poco a poco se fue enamorando de los musicales.

- "Inclusive Jesucristo Súperestrella la odiaba y terminé por hacerla donde interpretaba a Pilatos, se convirtió en mis musicales favoritos", nos comenta Emanuel.

Anuncios
Anuncios

- ¿Cómo te empezaron a gustar los musicales?

-"Veía Jesucristo, veía a un tipo ahí cantando con cosas muy raras, no le entendía, pues estaba yo muy chico; además, jamás me pasaba la idea de hacer musicales; y después de mucho tiempo de estudio vocal estuve en Rent, dicen que esta obra le cambia la vida a mucha gente, a mí me pegó en muchas cosas, ahí es donde vi aspectos del #Teatro que me gustaron".

Emanuel Mezzy todavía no incursiona en el teatro profesional porque no tuvo preparación artística desde la infancia, no estudió una carrera relacionada a profundidad, nunca es tarde, por ello hasta los fines de semana se perfecciona a sí mismo tanto en la ciudad de México como en Puebla con distintos profesionales como Gerardo García.

-¿Cómo fue que llegaste a El Juego de la Vida?

-"Llegué a través de Arte Cosmo, hace 2 años y medio donde oportunidad de participar en obras producidas por esta compañía como 'Pasión Musical' en donde me metí un poco en la producción, aunque es muy complejo combinar esto con formar parte del elenco, me llama demasiado la atención la producción".

Anuncios

Este actor apasionado lo invade por momentos el dolor de estar lejos de su familia, sobre todo de su madre, le pega porque es la persona con quien siempre ha estado y apoyado en la vida, pero también entiende que en todo hay sacrificios, con éstos llegan sus recompensas, es su madre quien primero le muestra satisfacción al ver a su hijo realizar sus sueños en cada función.

Asegura Emanuel Mezzy que hace teatro por amor al éste, no por ego. "En esta compañía se fomenta la disciplina, podemos decir que somos profesionales por nuestra actitud, por el bien social, por el bien del arte, porque a final de cuentas el teatro es el amor a algo indescriptible, sólo es algo que se siente". Y todo esto, su madre lo puede palpar en su vástago, así el dolor que puede acarrear el teatro se convierte al final en algo hermoso.

La moneda tiene dos lados, el otro extremo de este arte podría es la aceptación del público como nos lo confirma el actor, el que una persona desconocida se acerque para felicitarle es una situación que aún lo abochorna, y al mismo tiempo le deja buen sabor de boca.

Anuncios

-"El aplauso del público es importante, que alguien más se involucre con las emociones que emitimos en escena, cambiándole la vida, es lo gratificante.

En esta ocasión, en El Juego de la Vida, en medio de mucha música y baile ochenteros, será Jerry, chico gay cuya función será el mediar en la trama a través de una personalidad que denota orgullo de sí mismo, "donde el mensaje es 'vivir la vida'".

-¿Cómo vive la vida Emanuel Mezzy?

-"Muy intensamente (suelta risa traviesa). La equilibro, pero no dejo de ser intenso. Aprovecho el hoy, inicié tarde en esto, mientras tenga fuerza y energía, no hay quien me pare". #Entrevista