Tod Browning vivió en carne propia la vida circense. En su adolescencia escapó de su cómoda vida y se unió al carnaval, trabajando de payaso, siendo enterrado vivo y como pregonero. De ahí capturaría la esencia de la película Freaks.

La primera vez que vi la cinta me la prestó un amigo, y debo confesar que la vi por morbo, pues en ella, todos los "freaks" son reales. Son personas que nosotros en el mundo cotidiano los llamamos discapacitados.

Ahora, a más de 10 años que la vi por primera vez, me resulta más vigente que nunca dentro del mundo de Hollywood y sus cuotas de género. ¿A qué me refiero con eso?, al hecho de escoger actores de diferente raza, género o cultura para un papel determinado y así capturar más audiencia en el #Cine a la hora de estrenar su producto. 

En la cinta Freaks, tenemos una historia de deseo y amor por parte del encargado de la caravana, Hans (Harry Earles), y el engaño de Cleopatra (Olga Baclanova) hacia él, con tal de tener privilegios dentro del negocio.

Anuncios
Anuncios

En su momento, Freaks, fue una cinta repudiada y catalogada como asquerosa. A mí, como cinta, no me gustó. El ritmo no es parejo y algunas escenas en aquel entonces me resultaron un afán del director de mostrar a los actores con discapacidad solo por causar una reacción. Y probablemente eso quiso, pues en su tiempo y aun todavía, es catalogada como película de terror. Para mi fue una cinta de valores, de como la gente "normal" es horrible y traicionera, y la gente "fea" o "rara", tiene una vida cotidiana: con amor, sueños y eso sí, un gran sentido de lealtad hacia los suyos.

Ahora, ¿porqué menciono ésta cinta y las cuotas de género en el cine? Porque Browning utilizó personas que realmente eran lo que él imprimió en la cinta, no personas actuando a serlo, pues él sabía cuáles eran los sentimientos y el miedo que ellos tenían al mundo "normal", acercándose así, lo mejor que pudo al material de origen de su cinta. 

Por eso, Freaks, se mantiene vigente el día de hoy.

Anuncios

Porque es una historia de pasión entre una persona de baja estatura y una mujer "normal", tal y como sucedería en el día a día, y así fue filmada, sin censuras. Y de 1932 a la fecha, Freaks pasó de ser una película prohibida y que de hecho acabó con la carrera de Tod Browning, a ser preservada en el Instituto Nacional de Películas de los Estados Unidos, como un clásico cultural.

Si es de estomago fuerte y quiere ver cine de antaño, adelante, se la recomiendo. 

¡Gobba, gobba, sé uno de nosotros!  #Arte #Racismo