Está comprobado que hay personas que suelen pensar más en imágenes que en palabras y viceversa. De alguna manera, con la evolución del cine también se vino a refinar la proyección de nuestros sueños más retorcidos. De alguna manera, el #Cine ha venido a ser el espejo de mucho de lo que sucede en el plano onírico.

Ya sea una persona que sueña lo que va a pasar o confunde la realidad con aquello con lo que es fantasía onírica, lo cierto es que las películas que involucran al sueño siempre son reflejo de nuestros anhelos más oscuro. No hay secretos, aquello con lo que soñamos se da rienda suelta en nuestra mente mientras dormimos.

Anuncios
Anuncios

1.- Lost Highway, 1997.- David Lynch

Un saxofonista abrumado tiene problemas con su realidad. ¿Cometió un crimen? ¿lo inculparon injustamente? ¿Cuál historia es la principal? Lost Highway es una de las grandes obras de Lynch, quien nos da una mezcla abigarrada de cine negro, policíaco y juegos psicológicos, como es su estilo. Los sueños más retorcidos y sórdidos de una persona se pueden convertir en una verdadera pesadilla cuando se pasan al ‘mundo real’. Cuidado con ir por la carretera, que puede ser interminable. El soundtrack además es otro punto a favor de Lynch, quien cura a Nine Inch Nails, Marilyn Manson, David Bowie y Lou Reed. Un diez redondo de nuestros sueños más oscuros llevados a la pantalla.

2.- Paprika, 2006.- Satoshi Kon

Los japoneses siempre se han pintado solos para representar con especial sordidez y extremidad el mundo de los sueños.

Anuncios

Paprika, el detective de los sueños trata de un dispositivo que permite tener sueños lúcidos, generando imágenes de antología que, sí, sólo podemos imaginar o vivir en ese estado en el que la que el subconsciente juega con nosotros. Estado de vigilia, paralelos, dominio de nuestro universo onírico y un detective ansioso que tiene que sortear los embates de sus realidades hacen de Paprika una de las imperdible del cine de sueños.

3.- Inception, 2010.- Christopher Nolan

Multipremiada y galardonada por el público masivo, pero tildada de sobrevalorada y floja por algunos críticos, Inception ha venido a ser para muchos la película de sueños por excelencia. Si bien hay una narrativa circular que resuena obvia a lo largo de este filme estelarizado por Leonardo Di Caprio, lo cierto es que el juego entre ciencia ficción y efectos especiales la convierten en una pieza muy entretenida, ágil y concreta en sus formas. ¿Qué pasaría si alguien pudiera controlar nuestros sueños a su conveniencia y pudiéramos actuar en otra realidad pensando que sólo es un sueño?

4.- The Science of Sleep, 2006.- Michel Gondry

El win win de películas sobre sueños y la favorita de muchos de los fans del director de Eternal Sunshine of a Spotless Mind.

Anuncios

Gael García y Charlotte Gainsbour dan forma a una película que representa a una cosa que es tristísima y bella a la vez: los enamorados que sueñan despiertos. Aquellos amores que no cuajan por vivir siempre en un sueño y no plantarse en lo que todos llaman realidad. A través de los paisajes lúdicos, desproporcionados y casi artesanales de Gondry, vemos cómo lo que quisiéramos a veces no es lo que sucede en realidad. Salir del sueño a veces cuesta el adiós, pero permanecer es un fracaso sin final. Melancolía y caramelitos al dormir.

5.- Los Sueños, 1990.- Akira Kurosawa

En Los Sueños, el director legendario oriental logra la proyección dramática y fantástica de ocho sueños ‘reales’ que tuvo Kurosawa, los cuales son una crítica abierta del director de Rashomon al occidental, específicamente al peso que se le da a la vista y el oído como vías principales de percepción. Kurosawa propone de una forma bella y hasta casi poética una propuesta de conciencia sobre la infancia, la muerte, la espiritualidad del ser humano y los errores de la humanidad. Una película profunda y realmente conmovedora, que desearíamos que no fuera un sueño o una película.