¿En qué momento los adultos empezaron a dotarle a Minions de un valor que efectivamente carece de ello? No es de sorprenderse que el resultado de personajes medianos, sea una película mediana, entonces, ¿por qué el escándalo o enojo acerca de que la cinta Minions sea aburrida para adultos?

Esta cinta animada dirigida por Kyle Balda y Pierre Coffin es netamente dirigida a los más pequeños del hogar, aquellos niños que se pueden reír con cualquier gag de "pastelazo", golpes o frases simples pero fáciles de recordar, niños de tres a siete años que obviamente no se sumergirán en ningún tipo de comedia compleja.

Desde Mi Villano Favorito (2010), los pequeños seres amarillos captaron la atención por su sencillez, simpleza, ternura, lindura y carisma; pero no están dotados de nada extraordinario, son figuras que roban la atención puedes admirarlos por un rato y nada más.

Anuncios
Anuncios

Por tanto, Minions resulta exactamente así: linda y tierna, lo suficiente para entretener a los chiquitines.

Tan simple es la historia, que la misma productora y distribuidora en México sabían que si no la envolvían en medio de una gran parafernalia, no capturarían la atención de los padres de familia, de los adultos en general acarreando poca taquilla, o no con los niveles estratosféricos. Por tanto la publicidad encarnizada inició desde hace un año, pero desde hace un mes, se insistió casi al hartazgo, en la lista de famosos mexicanos que participarían con su voz: Thalía, Ricky Martin, Irene Azuela, Alfonso Herrera, Mariano Osorio, Edgar Vivar, Martha Debayle, y su estrategia funcionó, a los adultos nos causó curiosidad. Sinceramente, para los personajes que interpretaron da lo mismo si eran ellos, o verdaderos actores del doblaje, son personajes que pasan desapercibidos y que no tienen gran preponderancia en la historia.

Anuncios

Sin embargo reconozco que en muchos de ellos , como Edgar Vivar o Martha Debayle, sí existió un esfuerzo interpretativo, pero hablando de los "protagónicos" Scarlet Overkill, a cargo de Thalía y su marido Herb apoyado por Ricky Martin, me atrevo a decir que sí es mediocre, ya que el puertorriqueño está en el papel de él mismo, es decir, escuchamos al artista y no a Herb, el acento caribeño es extremadamente notorio, aunque quien fuera "la emperatriz de la belleza en México", sí lucha por quitarse de encima aquello que le sigue caracterizando: la voz de niña sexy mimada, pero lamentablemente no lo logra del todo.

En lo personal, la película en general sí me gustó, así de simple y llanamente. La recomendaría en el sentido de que de todos los "spinoffs" de los últimos años, como El Gato con Botas (2011), Los Pingüinos de Madagascar (2014), entre otros, es la que divierte más a los niños, que finalmente este es el target.

Así es, la historia no impacta a adultos, pero sí logra sostenerse por la simpleza del carisma y ternura de los tres principales minions, el seductor pero talentoso Stuart, el tierno pero valiente Bob y el líder pero ecuánime Kevin.

Anuncios

Ya saben, antes de sobre valorar un personaje, piensen dos veces antes de elevar sus expectativas. #Cine #Estrenos de cine