Por experiencia de vida, pude participar en distintas marchas para exigir derechos y libertades, eso fue en la época estudiantil, donde el fin común de los participantes era lo primordial. El tiempo pasó, me encontré con la existencia ya de más de una década en ese entonces de la marcha LGBTTTI, en ese instante decidí rechazar ese movimiento como algo social, porque tenía tintes de fiesta, de desmadre, de "una salida con los amigos", de todo menos de algo político-social, en el cual se pueda estructurar un esquema de exigencias, derechos y obligaciones como ciudadanos en primera instancia, para posteriormente se pudiera alcanzar el respeto como seres humanos.

Anuncios
Anuncios

En el marco del orgullo "gay" que más bien debe ser el orgullo LGBTTTI que es un término incluyente en todos los sentidos, en México se estrenó en corrida comercial una cinta británica, la cual debería ser la bandera cinematográfica de esta y todas las marchas al respecto.

"Pride" de Matthew Warchus, quien se estrena como director con la misma, es sobre una historia ligera, divertida, aunque no tan poderosa como Billy Elliot, pero que sin duda alcanza por momentos el despertar de las emociones, estimulando un análisis que todos como sociedad debemos tener ¿Qué no estamos perdiendo el tiempo como nación en pelearnos unos contra otros, en lugar de encontrar un punto de comunión entre todos? Nótese que hablé de nación y no comunidad. ¿Cuál es la importancia que tú le das a la marcha LGBTTTI?

Erase el año de 1984, en Londres, durante la marcha del orgullo gay que un grupo de homosexuales cobran conciencia social por el acontecer económico y político de su propio país.

Anuncios

El mandato rígido de Margaret Thatcher ha orillado al gremio minero a la huelga trayendo como consecuencia momentos sumamente difíciles no sólo para los trabajadores del subsuelo sino también para todas sus familias. Mark (Ben Schnetzer), junto con su grupo de amigos recaban fondos para donarlo a los mineros, ¿ahora a cuál de todos los grupos necesitados podrían recibirlo? Esta tarea fue difícil porque nadie quería recibir la ayuda por provenir de gente pervertida, ese dinero daba asco. Afortunadamente, alguien en Gales fue un poquito flexible, además que no estaban en posición de rechazarlo. Así pues, inicia esta relación entre los pobladores de Gales, que no habían tenido relación alguna con homosexuales, y éstos quienes se enfrentaron a los usos y costumbres conservadoras, cerradas de la época, que finalmente la alianza hacia un fin común, sin permitir paso al ego ni intereses personales, puede fortalecer el aseguramiento del triunfo.

Menciono que "Pride" debería ser la bandera cinematográfica porque tiene todos los elementos de lo que debería ser la marcha LGBTTTI en México donde todos los miles que asisten tienen que exigir un bien para todos, sin convertirla en una fiesta ambulante, de lo contrario debería llamarse "desfile del orgullo".

Anuncios

Y sin embargo, como lo menciono en las 4 crónicas sobre la marcha LGBTTTI de este año que escribí para Blasting News México, cada pensamiento es distinto al de los demás, cada quien es libre de elegir a lo que se va a ese evento, porque finalmente el verdadero, el legítimo orgullo LGBTTTI, no se demuestra cada último sábado de cada junio, sino que se manifiesta en la vida diaria de cada individuo, en las relaciones interpersonales y en el respeto que se tenga hacia los demás y su forma de ser.

Este orgullo no se lleva en los genitales, se lleva en la mente y el corazón. #Cine #Manifestaciones #Derechos Humanos