Detesto la #Televisión nacional. No existe un programa que semana tras semana sea capaz de atraparme, y si lo hubiese, la excesiva publicidad que hay en el tiempo aire me recuerda la realidad de la televisión mexicana y hace que me aleje de nuevo.

Curiosamente la semana pasada buscando en mi colección de películas me topé con They Live, y mi mujer y yo la vimos. También un par de días después, vimos la edición mexicana de Masterchef y debo decir que es un asco. La cantidad depravada de publicidad dentro del programa y fuera de él, me hizo buscar por internet las regulaciones de la publicidad en México  y para mi no sorpresa, no la pude encontrar.

Anuncios
Anuncios

Pero la de Gran Bretaña, Estados Unidos, La Union Europea y hasta Nueva Zelanda, sí.

¿Sabía usted que el tiempo promedio en esos países está regulado a 13 minutos por cada hora de transmisión? Esto con el afán de que el televidente tenga un producto de mejor calidad al no ser bombardeado por la siempre pujante industria de la publicidad. No encontré nada acerca del emplazamiento de productos dentro de un programa, pero he tenido la fortuna de ver eventos deportivos vía internet de boxeo y fútbol y jamás me he encontrado con comerciales ya sea visuales o hablados dentro de los mismos. ¿Se imagina usted su deporte favorito visto por televisión abierta sin comerciales? Se antoja, ¿no?

En México, al parecer esto no es de importancia para las autoridades pertinentes, ya que las televisoras usan la libertad de hacer negocio y la convierten en libertinaje.

Anuncios

Y aquí es donde They Live entra.

They Live (1988), de John Carpenter (Halloween, Texas Chainsaw Massacre), es una película muy a los 80s, diálogos de una línea, mullets, peleas callejeras y pocas explicaciones en la trama. Pero lo importante de este filme no es eso, sino la idea de que los medios literalmente están lavando nuestro cerebro no solo para consumir, también para conformarnos, estar dormidos ante la verdad oculta: que realmente no somos libres.

La película, que es de hace casi tres décadas, bien podría estar contando la situación actual; poco empleo, disparidad de riqueza, desinterés de la sociedad por ella misma. Carpenter escribió, dirigió, y ayudó en la composición de la música de este thriller, donde Nada (la ex estrella de la WWF, Roddy Pipper), es un albañil sin trabajo ni casa en Los Ángeles, que por azares del destino se encuentra con unas peculiares gafas de sol que le permiten ver la realidad. 

En mi opinión,They Live es una de las cintas que se deben de ver antes de morir.

Anuncios

No tiene una calidad cinematográfica impresionante y es muy simple en su desarrollo, pero la idea y el mensaje que tiene es muy importante y nos deja con la cuestión: ¿Quién hizo a quién?, ¿Somos producto del medio que nos rodea?, ¿O nuestra sociedad es el reflejo de nuestros ideales internos?.

En la actualidad y gracias al Internet, tenemos mil y una maneras de conocer diferentes puntos de vista acerca de un mismo suceso. De la misma manera, los aparatos gubernamentales y privados tienen más herramientas para mantener al rebaño bajo control. Está en nosotros discernir la realidad, que no necesariamente es la verdad, de las mentiras. 

¡Ponte los lentes, póntelos ya! #Cine #Arte