Como broma y crítica, los usuarios de las redes sociales # nomenclaturaMasaryk y #117Errores, han hecho evidente el pésimo manejo de la ortografía en los letreros que han sido colocados en la avenida más lujosa de la ciudad de #México.

Con el cambio de letras y falta de acentos en palabras como Arquímides en lugar de Arquímedes, Isben en vez de Ibsen, Museo Sumaya por Soumaya, Emilio Castellar por Castelar y Ejército Nacional pero sin el uso del acento, se ha demostrado como siempre, que las obras en México y en este caso en particular en el Gobierno del Distrito Federal, se hacen con poco profesionalismo y sin cuidado, es decir como decían en mi pueblo “con las patas”

La respuesta oficial por parte de Dhyana Quintanar –espero haber escrito correctamente su extravagante nombre- titular de la Autoridad del Espacio Público fue que los planos de la remodelación estaban correctos y que los errores son culpa única y exclusivamente de la empresa contratada –proveedor- que se encargó de la manufactura de los letreros y aseguró, que ya se habían pedido los cambios a los mismos.

Anuncios
Anuncios

¿Acaso Dhyana Quintanar –nuevamente a sufrir con su nombre- no sabe que es responsabilidad del encargado del gobierno, verificar que toda la obra se realice en orden y correctamente según el pedido que se otorgó en la licitación?

¿Hasta cuando vamos a dejar de tomar estos hechos a broma?

Debemos exigir como ciudadanía que tanto los responsables como funcionarios de gobierno, asuman su papel y responsabilidad y dejen de estarse “hechando la bolita” sin dar explicación alguna.

Cuando una empresa proveedora de gobierno participa en una licitación, las penalidades por retraso o por no cumplir adecuadamente con lo acordado en el pedido, son altísimas y ese costo lo que tiene que cumplr dicho prestador de servicio.

¿Cuánto será la multa o penalización por estos errores que se le harán al proveedor? ¿O se le “perdonarán” a cambio de una cooperación voluntaria, en efectivo y sin factura?

Esperamos que como tantas veces, no nos vayan a dejar sin respuestas como ya es su costumbre.

Anuncios

Con una inversión millonaria de 480 millones de devaluados pesos, dicha Avenida Presidente Masaryk fue remodelada con la ampliación de banquetas con terminado de granito, instalación de bancas de madera, orejas que impiden que los vehículos se suban a las banquetas, flores y señalamientos.

La idea original es que esta prestigiada avenida, se encuentre al nivel de otras a nivel internacional como son la Quinta Avenida de Nueva York, la Magnificent Mile de Chicago o Rodeo Drive en los Ángeles.

Desafortunadamente nunca vamos a poder realizar una obra de esta magnitud, ya que por lo que vemos Doña Elba Esther Gordillo se dedicó muchos años a bloquear la educación de este país y a la generación de analfabetas, Cosa que logró eficientemente.

Por lo pronto me voy a ir a tomar un café a la calle de “Oracio esquina con Mulier a una cuadra de Sicerón” ¡Salud! #Crónica Ciudad de México