Como desde hace varios años, gente de todo #México viaja hasta el pequeño municipio de Chignahuapan en el estado de Puebla; ubicado al norte de la capital y considerado pueblo mágico por la UNESCO, en este lugar se fabrican alrededor de setenta millones de esferas de vidrio soplado para abastecer a casi todos los estados de la república mexicana y partes del extranjero, de las que destaca la ciudad de El Vaticano.

 

"A comparación de otros años, las ventas bajan un poco, pero porque somos muchos los que ya las vendemos", menciona la señora María Inés López, quien desde hace más de veinticinco años se dedica, junto con su familia, a la fabricación y venta de estos ornamentos tan populares en las épocas navideñas.

Anuncios
Anuncios

Junto con su familia, alrededor de doscientos talleres ofrecen sus productos durante todo el año.

 

Esferas de todos tamaños, con colores simples o con diseños exóticos, coronas hechas con estos productos, adornos, aretes, hongos hechos con vidrio soplado, cada uno de los fabricantes y vendedores se esfuerza en innovar para vender la mayor cantidad posible. Con este fin, cada año por el mes de noviembre, se celebra la feria nacional del árbol y la esfera, por lo que el municipio se abarrota de visitantes tanto nacionales como extranjeros.

 

"Hay diferentes tamaños (de esferas), desde el número uno hasta el número doce (...) el tiempo para hacerlas varía por cada una, por el tamaño y por el diseño", explica Vianey Muñoz, fabricante del lugar, además de que cada una es pintada a mano, soplada, metalizada y decorada; un bote de esferas, alrededor de treinta de tamaño regular, se lleva en su elaboración alrededor de treinta minutos.

Anuncios

A pesar del paso del tiempo, a pesar de la competencia de otros estados y la introducción de mercancía extranjera, de origen asiático principalmente, el gusto de venir a este mágico lugar no se pierde, pues más allá de las esferas, el lugar ofrece una variada gastronomía, sitios de interés, hoteles y centros de esparcimiento con aguas termales y cascadas gracias a la posición geográfica del lugar;  “la gente viene por lo mexicano, por lo hecho de manera artesanal”, es el comentario que hacen todos los vendedores y habitantes del municipio de la #Navidad. #Arte