Los libros no son un objeto cualquiera. Más allá de las probables filias librescas que pudieran desarrollarse en torno a los mismos, son cosas cuyo valor intrínseco y posibilidades pueden ir más allá de lo imaginado. Lejos de los inocuos intentos del gobierno en diferentes niveles para promover la cultura, día a día se viven iniciativas ciudadanas que buscan promover la lectura como un acto valioso en sí, sin la necesidad de un discurso panfletario sobre la falta de #Educación o cosas peores.

En este contexto se desarrolló el pasado sábado 26 de septiembre el segundo Intercambio de Libros México organizado por Orgulloso Citadino, el cual tuvo lugar en el Café Garko, al sur de la ciudad de México.

Anuncios
Anuncios

Este es el segundo intercambio que realiza Orgulloso Citadino, página dedicada a difundir eventos culturales en el DF desde 2010; el primer intercambio tuvo lugar en 2013 en las instalaciones del Laboratorio Arte Alameda. 

Dos años después Ever Ortíz, principal organizador del evento, afirma que decidió darle un giro al mismo, pues desde entonces hasta ahora ya son numerosos los espacios de intercambios de libros  en la capital bajo diferentes dinámicas. Pero este intercambio en particular es diferente, pues sus organizadores buscan rescatar el valor personal e íntimo de los libros.

A diferencia de otros intercambios, aquí no se trata solamente de deshacerte de los libros que ya no quieres o que nunca leíste. Es todo lo contrario: la idea es desprenderte de un libro especial, un libro que te marcó personalmente y por lo mismo merece la pena compartirlo con alguien más.

Anuncios

Es, en cierto sentido, un acto de desprendimiento y retroalimentación, más que un mero intercambio de cultura. La dinámica propone no solo cambiar un libro, también pretende que compartas con la persona a quien se lo das la experiencia personal que significó para ti leer dicho libro. El acto es tremendamente i romántico, por eso mismo los organizadores prefirieron realizarlo en un lugar más íntimo, como lo es el café Garko.

En el mismo tenor de compartir e intercambiar algo más que objetos, vistieron el evento con diversas intervenciones artísticas. Para comenzar se presentaron un par de estudiantes del Taller de Teatro Bufón del FARO de Oriente, quienes sorprendieron al público con una ‘Ofrenda Escénica’, en la cual pasaron por la danza, el performance, la comedia y el drama; para dejar constancia, más que de una actuación rutinaria y memorizada, a un ofrecimiento personal de sus propias emociones, de sus historias, de sus sentires.

El evento continuó con lecturas de poesías y la presentación de dos proyectos vinculados con el intercambio por el mismo objeto en común, el libro; pero con perspectivas diferentes sobre la circulación, el uso y el valor de los mismos.

Anuncios

Se trató de los proyectos Lector en Extinción y Libris Causa.

El Intercambio de Libros contó también con la participación del grupo de son Citadino Son, grupo originario del DF con más de tres años en la escena. El grupo aprovechó la ocasión para rendir homenaje al escritor uruguayo  Eduardo Galeano; leyeron fragmentos de sus obras intercalados con sones propios y ajenos presentados en un set acústico.

EL evento concluyó con la presentación del corto documental “Frutos de la Merced”, el cual se enfoca en diversos proyector culturales enfocados en los niños que habitan en el popular barrio de la Merced, donde la mayoría piensa que no hay más que comercio y ambulantaje. EL trabajo rescata la labor de tres proyectos culturales dentro del propio Mercado, entre los cuales destaca Keren Tá Merced.

Al final del evento los organizadores reiteraron la intención de volver del mismo un festival anual a realizarse en el mismo lugar como base, el café Garko. Más allá de los libros como un objeto desechable o intercambiable, buscan incentivar el intercambio de experiencias personales en un ambiente íntimo y confortable. No parece importar hacer un evento  multitudinario, pero si hacer un evento cada vez de mayor calidad.   #Cultura Ciudad de México #Sociedad Ciudad de México