Una tradición que se convierte en poema, verso y prosa es sin duda el festejo que a todos los mexicanos nos identifica, la Independencia de #México. Un 15 de septiembre, al grito de ¡Mexicanos, Viva México!, el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla hizo sonar las campanas en la parroquia de los Dolores, en Dolores, Hidalgo, para reunir al pueblo y levantarse en armas en contra de los españoles. Hecho que se le conoce como: Grito de Dolores. Fue hasta el 16 de septiembre de 1812 que se festejó por primera vez la Independencia.

En un recorrido de 205 años de conmemoración podemos encontrar diferentes maneras de festejo con la preparación de platillos tradicionales, como: pozole, tostadas, mole, enchiladas, tinga de pollo, pambazos, chiles en nogada; acompañados de un buen tequila, mezcal, cerveza, agua de sabores, refrescos, etcétera, son algunas degustaciones por las que elegimos para una noche muy mexicana.

Anuncios
Anuncios

Ya sea en casa de la familia, de amigos, en restaurantes, bares; explanadas de palacios municipales, delegaciones, kioscos, calles, el Zócalo capitalino, en cualquier lugar se festeja la Independencia de México. Los mexicanos se reúnen para hacer una gran fiesta y gritar con gran orgullo: ¡Viva México!

No podemos olvidar los fuegos artificiales, ferias; los adornos muy mexicanos, los podemos encontrar desde banderas de todos tamaños, sombreros, chinas poblanas, guitarras, trompetas, tambores, rehiletes; vasos tequileros, tarros; también los encontramos en joyería, aretes, collares, pulseras, prendedores para ropa, para el cabello; colgantes para el auto, etcétera, una lista interminable de objetos decorativos que llevan plasmados los colores de la Bandera mexicana: Rojo, blanco y verde.

Ya están las casas adornadas, listos los platillos mexicanos, ¿Y la música? No pueden faltar los mariachis tocando y cantando: el Jarabe tapatío, Cielito Lindo, México lindo y querido, Cielo Rojo, El mariachi loco, La malagueña.

Anuncios

Muchas canciones de donde escoger, solo al escucharlas los pies empiezan a bailar solitos, aunque no sepas zapatear, ni ondear las largas faldas o el pañuelo, la música se lleva por dentro y seguro te moverá.

Todos los preparativos listos y terminados, ahora sí, a degustar, también bailar, cantar y chiflar al estilo México. Siempre disfruta en compañía de la familia, amigos o con quien quieras, el punto es mostrar que corre por las venas sangre mexicana y con orgullo demostrarlo.

¿Y tú qué comiste ayer, 15 de septiembre?