“¿A dónde nos llevan? “ es un comic de 32 páginas editado por el propio autor, Augusto Mora. Después de una breve introducción, la historia comienza con una recreación de los hechos  acontecidos la noche del 27 de septiembre de 2014 en Ayotzinapa. Con dibujos en blanco y negro, sencillos y claros, sin alardes pretenciosos, Mora relata los acontecimientos como fueron presentados en numerosos medios. Los hechos reales se van entrelazando con una breve historia de una madre que relata a su hijo la desaparición de su padre durante la época de la Guerra Sucia en México; al final ambas historias se unen cuando esta misma madre recibe la noticia de que su hijo es uno de los 43 desaparecidos.

Anuncios
Anuncios

Más allá de ser un recurso meramente narrativo, esta concatenación de historias sirve para reflejar un punto ciego en muchas de las investigaciones y reportajes escritos realizados sobre este caso: no fue un hecho aislado, la lucha del #Gobierno en contra de las escuelas normales rurales tiene medio siglo de historia.

“Es importante saber qué es lo que paso antes y por qué estaban peleando los jóvenes. Porque mucha gente se queda con la idea de que los estudiantes de las normales rurales se dedican a hacer alborotos y que son revoltosos; pero sus formas de lucha son así por los antecedentes históricos que han tenido. Ha sido una lucha de muchos años, si conoces más de esa parte, de que ellos están luchando por sobrevivir, porque sobrevivan las normales rurales, pues entiendes sus formas de lucha tan radicales", apunta Mora.

Anuncios

Después de ilustrar los hechos del día en cuestión, la publicación abre un aparatado con el título “Normalistas en la Mira”.  Aquí el autor presenta un breve recuento histórico de la lucha de las rurales normales, para posteriormente narrar las consecuencias de la represión del 27 de septiembre. En esta parta el comic abarca desde las manifestaciones posteriores, las declaraciones oficiales, las reacciones internacionales y los primeros resultados de las investigaciones. Posteriormente dedica varias viñetas a relatar la marcha del 20 de noviembre, la cual culminó con la quema de una piñata de Peña Nieto en el Zócalo y la intervención de la policía capitalina para desalojar el primer cuadro del centro.

El comic finaliza, de forma circular, con la noche del 27 de septiembre. Nuevamente se recrean los acontecimientos reales, en una viñeta se observa a dos jóvenes normalistas con rostro preocupado, son escoltados por la policía mientras uno de ellos pregunta, no en forma retórica, pues espera una respuesta.

Anuncios

“¿A dónde nos llevan?”, nadie les responde, solo obtienen insultos “¡Cállate cabrón!” es lo más cercano a una respuesta que obtiene.

A un año de estos acontecimientos, de los cuales ya se ha hablado hasta el cansancio ¿Por qué seguir hablando de esto? ¿Por qué retomar otra vez esta historia?     

“A mi parece que el tema se ha reabierto. El Estado ha querido darle carpetazo y cerrar el caso, en diferentes ocasiones se ha visto que han querido terminarlo y hacer lo que siempre hacen con este tipo de tragedias: dan una versión oficial y que la gente nunca se entere de realmente de qué  paso.

“Se ha reabierto con este informe que hicieron el grupo de investigaciones independientes y la gente lo está volviendo a ver, se está interesando por el tema. Yo creo que es importante que haya mucho material sobre esto; trabajos periodísticos, literarios, poesía, música, cine, etcétera. Ponen todos un pequeño granito de arena para que justamente no se apague no se olvide. Porque al fin de cuentas es la sociedad la que tiene que seguir exigiendo que las coas se aclaren y las autoridades den pruebas contundentes de qué es lo que paso. La idea es eso, que se siga  hablando del tema, que siga habiendo este tipo de cosas”, apunto el autor.  

Seguir Leyendo.  #Cultura Ciudad de México #Política Ciudad de México