Coatepec.- Un Pueblo Mágico veracruzano, enclavado en el bosque de niebla, cafetalero y sonero, celebra durante más de una semana a su patrono, San Jerónimo. Coatepec, entre muchos más eventos culturales, presentó en el atrio de la parroquia de su santo principal al Encuentro Internacional de Arpa, con la participación de músicos de Colombia, Venezuela, Paraguay, y por su puesto, México, con sus arpas jarochas.

El Maestro Alberto De la Rosa, figura emblemática del son jarocho y fundador del seminal grupo Tlen Huicani, acudió a la cita encabezando con su jarana al Ensamble Veracruzano de Arpa, que abrió la noche con el envolvente son El Colás, vibrando las cuerdas de nueve imponentes arpas en escena.

Anuncios
Anuncios

“El sonido del arpa ha sido equiparado con lo celestial, la gente dice que dice que es el instrumento de los ángeles”, asegura el Maestro De la Rosa.

Más tarde, Yofre Britto Rivera trajo el sonido de las llanuras Venezolanas, ejecutando un solo con su arpa, que arrancó el aplauso de varios centenares de animados que escuchaban, para luego incluirse al acompañamiento del grupo Tlen Huicani, que con bajo, jarana y maracas, plasmaron en sonido campero la fusión de dos culturas en una sola #Música con suaves variantes en matiz, pero de profundas y comunes raíces.

 

Muchas culturas: un arpa

“El arpa forma parte de las culturas; lo que aquí y en otros países se ha hecho, a través de encuentros y festivales, es un intercambio para establecer una relación de gustos, de enseñanza y aprendizaje”, consideró Don Alberto, agregando que “hay diferencias de sonido porque tenemos distintas formas de ejecución, pero en general es el mismo sonido de arpa y ese es el que nos hermana”.

Anuncios

Por parte de Colombia, Yesid Castro Triana enamoró al público al momento de abrir su particular y bien trabajada voz, ideal para la música mestiza de los campos latinoamericanos; incluso su vestimenta tradicional, era acorde con todo ese folclor, que desde los linderos de Sudamérica llegaba para fundirse con la cultura jarocha. Y para cerrar programa, el paraguayo Celso Duarte González , reconocido como virtuoso del arpa, hizo lo propio al lado de su hijo, evidenciando que la tradición se conserva transmitiéndose a las siguientes generaciones.

Perpetuar la cultura propia

A este respecto, De la Rosa Sánchez reflexionó que “necesitamos incentivar a la juventud para que cultiven algo que es tan nuestro, porque los tiempos son difíciles, la música comercial avasalla con todo: en la televisión, la radio, los grande eventos… entonces, nosotros tenemos que buscar de qué manera le damos a conocer a la gente la tradición”.

El legendario sonero, Doctor Honoris Causa por la Universidad Veracruzana (UV), concluyó exponiendo el profundo vínculo entre las músicas folclóricas de América Latina, principal manifiesto en este concierto: “La música mexicana en otros tiempos fue muy escuchada en los países del sur, desde Guatemala hasta Chile y Argentina, y todavía tiene esa fuerza que obviamente tuvo influencia en las culturas musicales, y nosotros aquí también la hemos tenido de allá; muchas veces no sabemos que cierta pieza es peruana o del Paraguay, la sentimos nuestra porque de alguna manera tenemos un mismo origen y eso está en las músicas”.

Anuncios

Esperamos futuros encuentros de esta índole, que refuerzan lazos y tradiciones de nuestros pueblos latinoamericanos, y además, son todo un espectáculo de folclor y vida que enriquecen nuestro acervo, tímpanos e identidad #Arte #Cultura Veracruz