El Dragón y yo

Desde que mi padre me llevó a ver "Fantasía" de Walt Disney he sido admirador de los dinosaurios. Con el transcurso de los años he comprado revistas, juguetes y un diente fósil de mosasaurio. Pero "Jurassic Park" no existe... al menos, no como en las películas.   

Hay una isla, al otro lado del mundo, el único lugar donde puede observarse en libertad al rey de los lagartos, al último dinosaurio viviente: Komodo, Indonesia.

Mis amigos cercanos pueden corroborar que mi más grande sueño era ver un dragón de Komodo comiendose un búfalo.

Cuando no crees en el destino, el destino cree en ti

Fue el martes 17 de noviembre.

Anuncios
Anuncios

Actualicé mi time-line y ahí estaba "Gana un viaje a la Isla de Komodo, la tierra del dragón". Una gran casualidad y sin duda un concurso que me interesó. Hace poco más de un año que sigo en mi Facebook a "Wonderful Indonesia". Estudio cotizaciones de viajes, tengo una alerta de noticias para Indonesia e incluso he evaluado posibilidades para realizar un voluntariado en dicha nación.

La mecánica del concurso era sencilla e incluía la posibilidad de ganar por "popularidad" (9 videos ganadores elegidos por un jurado y el décimo ganador se otorgaría al video más popular) participan personas que no sean de nacionalidad indonesa. 

Tomé un celular prestado y con apoyo de mis hermanos hice un par de tomas en Bellas Artes. Aprovechando que mi cumpleaños estaba cerca, utilicé mi portada de Facebook para potenciar la difusión del video. 

Me saqué la lotería

Luego de pedir a todos mis amigos que compartieran y dieran like a mi video me olvidé del concurso.

Anuncios

El sábado 28 de noviembre seguí mi rutina cotidiana hasta el medio día cuando una amiga me envió un mensaje para preguntar "¿cómo van los dragones?" y cuando actualicé la página del concurso ¡AHI ESTABA MI NOMBRE! Grité tan fuerte que seguro cause un par de infartos. Salí a la calle corriendo y gritando. ¡Estaba feliz!

48 horas de terror

El sábado por la tarde recibí el correo de los organizadores solicitandome algunos datos y la documentación básica para el viaje, misma que se componía exclusivamente de mi pasaporte... pasaporte que con terror recordé ¡ESTABA VENCIDO!  Traté de agendar una cita en la Secretaría de Relaciones Exteriores pero no había horarios disponibles el lunes.

Mi sueño estaba en peligro.

El domingo acudí a la oficina de Tlatelolco porque recordé que anteriormente ahí se atendían solicitudes urgentes. Actualmente no lo hacen. Entonces empezó el verdadero terror, tenía que enviar mi documento el lunes, a riesgo de perder el viaje. Envíe correos a funcionarios, pregunté a amigos e hice guardía en la entrada del Centro Armand.

Anuncios

El lunes 30 de noviembre a la 1 de la tarde (20 minutos antes de que se cerrara la oficina) el delegado de la SRE pidió a los vigilantes que me dejaran entrar. Me dijo que había recibido mis correos y que era una situación brusca, puntualizó que no aprueban ese tipo de solicitudes con frecuencia. Al final, firmó mi petición y agendó mi cita.

Lunes 30 de noviembre 15:30 horas. Pasaporte enviado.

Ahora a resolver quién cuidaría a mis gatos durante mi ausencia porque Carlos Uribe estaba en un viaje para conocer dragones de komodo en Indonesia.

No se pierdan los detalles de mi viaje donde incluiré, anecdotas, experiencias y muchas fotografías de la aventura en La Isla de los Dragones. #Animales #Crónica Ciudad de México #Funny video