El conocido dicho “genio y figura hasta la sepultura” le sienta a David Robert Jones como un guante. Su androginia lo elevó a categoría de símbolo sexual sui-generis, su música era original e inclasificable y su extravagancia fueron un señuelo que hicieron época.

Sin etiquetas

Estuvo en varias bandas, grabó varios álbumes, experimentó varios géneros musicales con su guitarra, cabello largo, botas: R&B, folk, blues, hard rock. Después, con sonidos que los críticos no conseguían clasificar: art rock, glam rock, art pop, electrónica, experimental, conceptual… Su primera recompensa vino en 1969 con Space Oddity, su primer sencillo número uno en las listas inglesas.

Anuncios
Anuncios

El anhelado éxito llegó en 1972; Bowie creó el personaje de Ziggy Stardust - un alienígena andrógino que se convierte en estrella de rock- para el lanzamiento de El ascenso y caída de Ziggy Stardust y sus arañas de Marte, considerado uno de los mejores álbumes de su carrera y el más representativo del glam rock. Fue probablemente el iniciador del rock teatral pues incluía bailarines y actores de teatro kabuki, proyecciones, mimo, iluminación y cambios de vestuario.

En 1975 se presentó por vez primera en los Estados Unidos donde obtuvo su primer éxito fuera de Gran Bretaña con el sencillo Fama y el álbum Jóvenes Americanos a los que siguieron Low y Héroes en 1977 y Lodger en 1979 que se colocaron entre los primeros 5 éxitos británicos. En 1980 tuvo otro número uno con el sencillo Ashes to Ashes y Bajo presión en 1981 en colaboración con Queen.

Anuncios

Después alcanzó un repunte comercial en 1983 con Let’s Dance. Durante los años 90 y 2000 continuó experimentando con música industrial y el jungle. Dejó de ser un joven extravagante para convertirse en un auténtico dandy inglés, tal como implicaba la etiqueta si hubiera aceptado la orden de Comandante del Imperio Británico o la de Caballero en 2003.

Sexo ambiguo

¿Era gay? No realmente, a pesar de que lo declarara en 1973 a un reportero de Melody Maker. Tras su aparición en Top of the Pops surgió al estrellato ante 15 millones de personas en tan sólo tres minutos; su orientación sexual se volvió un tema nacional y puso de moda ser gay. Su cuerpo extremadamente delgado, piel alabastrina y lampiña, cabello bermellón abultado, ajustadísimas mallas multicolores y maquillaje nacarado que realzaba un rostro afiladísimo y sin cejas, hacían de él un bicho raro que causó furor entre los adolescentes británicos.

Había dado con la clave: la provocación sexual. Por ese tiempo frecuentaba los clubes gay con el bailarín y coreógrafo Lindsay Kemp.

Anuncios

De 1970 a 1980 estuvo casado con Angie Barnett, ella vestía de marimacho y él con vaporosos vestidos y pamelas cuando salían a pasear a su bebé por las calles londinenses. Así apareció en la portada de El hombre que vendió al mundo en 1970.

Su voz grave y varonil era un fuerte contraste con su aspecto tan frágil y femenino, sus piernas delgadas y musculosas que remataban en un buen paquete masculino, indudablemente, lo convertían en un símbolo sexual totalmente sui-generis.

En el documental de 2013 de la BBC David Bowie la historia de Ziggy Stardust  se habla abiertamente de sus aventuras sexuales con hombres y mujeres, incluyendo orgías en su casa en las que Mick Jagger era un visitante frecuente.

De 1992 hasta su muerte estuvo casado con la top model somalí Iman. Tuvo dos hijos, Duncan Jones con su primera esposa y Alexandria Zarah con Iman. Su influencia marcó lo que vino después, ¿qué sería de Kiss, Suede, Frankie goes to Hollywood, Pulp, Madonna, Marilyn Manson o Lady Gaga sin su pauta? Descanse en paz David Bowie.

  #Tendencias #Viral