La trama se basa en el recuento de la vida de Hugh Glass, trampero y explorador del siglo XIX de la novela homónima de Michael Punke. Empezaré aclarando lo que de “salvaje” tiene esta película con 12 nominaciones al Óscar, entre las cuales mejor película, director y actor.

Salvaje odisea

Es salvaje porque esta odisea de 2 horas y media  y costo de $150 mdd se desarrolla íntegramente en los bosques nevados de la Columbia Británica canadiense. Es salvaje por narrar la lucha por la supervivencia a través de la ley del más fuerte.

Es salvaje por ser extremadamente violenta. Es salvaje por la cantidad de sangre y muertes que en ella suceden.

Anuncios
Anuncios

Es salvaje por la rudeza de la vida del grupo de tramperos del protagonista Hugh Glass (Leonardo di Caprio) y su desalmado contrincante John Fitzgerald (Tom Hardy).

Es salvaje por las muertes de personas y animales: búfalos, renos, caballos, lobos, jabalíes y peces.  Fue salvaje la filmación en pleno #Invierno,  entre nieve y hielo. Son salvajes los tramperos americanos,  la cuadrilla de aventureros franceses, los indios  de las tribus rivales porque, como dice uno de los gabachos: “on est tous des sauvages”.

Angustia y espanto

Mi impresión de espectador amante de los animales era el espanto de ver su desollamiento, sacrificio e ingesta - muy realista, aunque sea ficción -en pos de la supervivencia (esperé en vano el anuncio que ningún animal había sido maltratado, ¿sería por la longitud y velocidad con que pasan los créditos?).

Anuncios

Es ésta una película que te mantiene atrapado en el asiento y “con el Jesús en la boca” de tanta violencia y calamidades que le suceden al protagonista, el cual cae en la “gringada” de que tiene más vidas que un gato, o mejor dicho, ¡que el coyote de los Looney Tunes! 

Uno sufre revolviéndose en el asiento por la crudeza  en corto de un estrangulamiento a mano pelada, cuchilladas, zarpazos, mutilaciones, mordiscos, flechazos...esa violencia cuerpo-a-cuerpo que estremece más que cien explosiones de edificios y puentes a las que ya nos acostumbramos.

Su innegable mérito

Pero independientemente de lo anterior, noblesse oblige reconocer que es un peliculón, una super-producción que implicó muchísima gente, tiempo, dinero y esfuerzo. Aparte del estupendo trabajo actoral – especialmente Hardy que se hace odiar desde el principio- entre lo más rescatable y que dan un suspiro ante tanta angustia, están la hermosa fotografía de Emmanuel Lubezki y la música de Ryūichi Sakamoto: Las panorámicas del paisaje, letalmente hermoso por su congelada desolación, como salido de una pintura de Bob Ross, subrayada por violines y flautas, forman una terapéutica intervención que agradecen cuerpo y alma.

Anuncios

Derecho a Óscar

Con muchas probabilidades a obtener casi todas las estatuillas, las otras cintas que le pisan los talones por su número de nominaciones son: Mad Max: furia en la carretera con 10, le sigue Marte con 7 y con 6 nominaciones el tándem formado por El puente de los espías de Steven Spielberg, Carol de Todd Haynes y Spotlight de Tom McCarthy a las que les siguen La Gran Apuesta y Star Wars: el despertar de la fuerza, nominadas en 5 categorías cada una.

El 28 de febrero será la 88 ceremonia de entrega de los Óscar en el Teatro Dolby de Hollywood, California. Recordemos que, como en todos los concursos, los ganadores responden a los gustos del jurado y su decisión siempre es inapelable… #Premios Oscar #Estrenos de cine