Curiosamente, dos películas sobre homosexualidad coinciden en la terna de los Óscar a mejor actor y actriz (Eddie Redmayne por La chica danesa y Cate Blanchett por Carol, mejor actriz de reparto Alicia Vikander y Rooney Mara. También ambas películas de mariconería (dicho en comadreo) compiten por mejor vestuario; Paco Delgado (La chica....) y Sandy Powell (Carol). Pero eso no es todo, ¡también compite por música original, guion adaptado, y fotografía!

Premios ganados

Rooney Mara ya se llevó la Palma de Oro en Cannes 2015, donde Carol se estrenó mundialmente. La cinta ganó en Iowa (película y actriz principal), los premios Dorian de la asociación LGBT (película, director, guión, actriz), Alianza de Mujeres Periodistas (guión y fotografía), Instituto del Cine Americano (película), y las asoiaciones de críticos de EE.UU.

Anuncios
Anuncios

(director y fotografía), Londres (fotografía), Florida (dirección de arte), Toronto (película y director), San Francisco (dirección de arte), Nueva York (película, director, guión y fotografía), Seattle (guión) y Oklahoma (película).

Ésto sin contar las nominaciones pendientes en Europa y EE.UU. a las actrices, director, dirección de arte, banda sonora, guión y fotografía que son sus mejores bazas.

Me siento extraña

Hete aquí dos mujeres, una veinteañera aficionada a la fotografía que trabaja en una tienda departamental y la otra una sofisticada y mundana madurita. A una se le queman las habas por salir del armario y a la otra por darse su segundo aire. Ambas viven insatisfechas con las relaciones heterosexuales que sostienen, hasta que surge el típico flechazo que, in crescendo, va quitando prendas a su relación, hasta el desnudo y entrega total de ambas, en un viaje en carretera.

Anuncios

La actuación de ambas es fina, suave, y el guión nos lleva sin prisas por el drama que no tarda en surgir. Carol tiene una niña y su todavía marido “se las huele” inmediatamente en cuanto ve a Therese en su casa. Como ya hubo “devaneos” de su esposa, no pierde el tiempo en contratar un abogado y un detective para quitarle la patria potestad de su hija.

Como una postal antigua

La cinta, por su acertadísima dirección de arte, vestuario, música y locaciones, nos transporta a los años cincuenta en una deliciosa estampa navideña neoyorquina: los copos de nieve, las chimeneas encendidas, los grandes almacenes, los juguetes, el frío, las mejillas sonrosadas, la copa de vino, los labios rojos, los automóviles, creando un escenario digno de una postal antigua o de una pintura de Norman Rockwell.

Tengo que mencionar lo guapísima que luce la Blanchett, especialmente en rojo con ese look vintage años 50 ; tampoco dejo pasar por alto que la Mara es la actriz idónea para interpretar un biopic de la inolvidable Audrey Hepburn.

Anuncios

¡Cómo se le parece!

De la misma manera, debo reconocer que sí me gustó, sí la recomiendo, pero no me emocionó, no tocó mi fibra visceral o sensible. ¿Esperaba más drama, más espectacularidad? Quizás sí y sin embargo no puedo expresar una mala opinión.

Digamos que es tan civilizada, fina y correcta que me impide ponerle "peros". Todo el equipo de trabajo realizó una labor tan profesional y bien llevada a la pantalla, que apetece ponerse a verla con un rompopito en la mano, en bata y pantuflas al calor de una chimenea encendida, deseándole a Carol y Therese que nos inviten a la apertura de su nuevo nidito de amor... #Invierno #Cultura Ciudad de México #Estrenos de cine