Los días pasan y estamos más cerca de la octogésima octava entrega de los premios de la Academia, mientras tanto seguimos disfrutando y analizando las películas nominadas con el objetivo de dar una opinión al respecto. En esta ocasión le toca a Creed, estelarizada por Michael B. Jordan y Sylvester Stallone; la cual cuenta la historia del hijo del fallecido Apollo Creed siendo entrenado por el legendario Rocky Balboa, sin lugar a dudas una película recomendable, sobre todo para los fanáticos de la saga de Rocky.

La historia comienza mostrándonos el origen de este hijo desconocido, producto de una relación extramarital por parte del boxeador, siendo adoptada por la viuda de éste, pues desgraciadamente su madre biológica muere siendo él, un niño.

Anuncios
Anuncios

Los años pasan y podemos ver como a pesar de no haber conocido a su padre, el joven Creed es influenciado por el legado deportivo de Apollo, sin embargo, nadie lo toma en serio por considerarlo alguien sin pasión y sin necesidad de pelear, por lo cual se ve en la necesidad de irse a otra ciudad, usar el apellido de su difunta madre y pedirle al antiguo amigo de su padre, Rocky Balboa, que lo entrene.

A partir de aquí se desenvuelve el drama de la película, una historia simple pero bien hecha, con excelentes actuaciones por parte de todo el elenco. Sin lugar a dudas el director Ryan Coogler supo concentrarse en la historia que quería contar, usando la nostalgia de esta saga al mínimo, un esfuerzo bien recompensado al final. Stallone logra capturar de nuevo la esencia de un personaje tan reconocido y amado, como lo es Rocky, es obvio el cariño que aún le tiene el actor al papel que lo dio a conocer.

Anuncios

Por su parte, Michael B. Jordan es excelente, toma muy en serio su actuación, mostrando el dolor y la pena de ser huérfano, así como el demostrar su propio talento, más allá de su apellido. Lo mejor de la actuación de Jordan es haber demostrado su talento después del enorme fracaso de Fantastic Four.

Al ver esta película, no hay excusa para la Academia por haber ignorado casi por completo esta película, pues su única nominación fue para Sylvester Stallone como Mejor Actor de Reparto. Sin embargo, tanto Michael B. Jordan como Ryan Coogler merecen ser nominados a Mejor Actor y Mejor Director respectivamente, sobre todo cuando consideramos las películas que sí fueron nominadas en esas categorías. Y eso es sólo la superficie, pues Tessa Thompson también hizo un trabajo digno de ser nominado. Tanto esta película como otras demuestran la imperdonable ausencia racial de este año en la premiación más importante del #Cine, parece que los Oscar insisten en ser los únicos en evitar a toda costa la diversidad.

Anuncios

A pesar de todo esto, la película no sólo ha recibido buenas críticas y diversas nominaciones y galardones fuera de la Academia, también ha sido un éxito con la audiencia, de tal modo que ya se ha anunciado una secuela, la cual saldrá tentativamente en noviembre de 2017. Esperemos pueda estar al nivel o por encima de esta cinta. #Premios Oscar #Viral