La película está basada, tanto en la novela homónima de David Ebershoff, como en la biografía de Einar Wegener, (magistralmente interpretado por  Eddie Redmayne, y por ello compitiendo con Di Caprio a la edición 2016 de los Óscar) un pintor danés que llevaba una normal vida de casado con Gerda, (Alicia Vikander), también pintora.

Todo parecía ir bien en su vida marital, hasta que un día ella le pide que pose  sustituyendo a la modelo que no podía asistir. Einer posa gustoso pero el contacto con las suaves medias de seda sobre sus piernas y el abullonado vestido hacen que algo en su interior se revolucione, detonando un sentimiento que yacía en lo más profundo: el repudio a su condición de hombre y un inflamado deseo de convertirse en mujer...

Anuncios
Anuncios

Opiniones varias

Como artista visual y espectador la encuentro hermosa. Quizás el preciosismo fotográfico (a lo que añadiría el vestuario de Paco Delgado y la dirección de arte cuidadísima) nos alejan un tanto del drama psicológico y físico y la degeneración de los roles de los personajes que evolucionan de pareja a madre-hija. Sobre todo si se nos condiciona ante la advertencia "basado en una historia real", a la cual el novelista primero y el director después, le añadieron sus propias decoraciones.

A Eddie Redmayne lo sentí por momentos exagerado en el amaneramiento, las sonrisas y parpadeos coquetos. Sin embargo sus interpretaciones destilan entrega y honestidad y en lo personal me conmovieron y gustaron por lo que si la recomiendo ampliamente

Otros opinan: "La película está contada de una forma tremendamente remilgada, y arriesga tan poco, incluso para los estándares más conservadores".

Anuncios

Jessica Kiang. IndieWire. "“Corrección, contención, elegancia y transparencia narrativa ante un guión demasiado predecible y una puesta en escena que se contenta con explotar un preciosismo decorativo”. Manu Yáñez. Fotogramas.

La historia real

Einar Magnus Andreas Wegener (Vejler, Dinamarca, 1882) conoció a su esposa Gerda Gottlieb cuando asistían a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Copenhague y se casaron en 1904, formando un matrimonio-tapadera - como todavía sucede - pues ella era lesbiana. Él era paisajista y ella ilustradora de libros y revistas de moda.

Es bastante probable que Einar era intersexual, con Síndrome  Klinefelter que no se diagnosticó clínicamente sino hasta 1942. El éxito de las pinturas de lánguidas mujeres de grandes ojos almendrados ataviadas elegantemente -en las que la modelo era su esposo - propició su traslado a París.Su vida en la cuna de las vanguardias en los "locos años 20" fue una auténtica liberación para ambos, pues él  podía travestirse a su antojo, fungiendo como su propia "hermana".

Anuncios

El matrimonio se disolvió legalmente en 1930 por una corte danesa, obteniendo Wegener su documento de identidad y pasaporte como Lili Ilse Elvenes. En realidad, no murió a consecuencias de la segunda cirugía, sino tras la cuarta de las que se hizo entre 1930 y 1932, tras un arriesgado implante de útero y moldeado de un canal vaginal.

Tres meses después de la última cirugía Lili murió en 1931 a los 48 años de edad. Gerda Gottlieb se casó con Fernando Porta, diplomático y militar italiano con quien vivió en Casablanca y Marrakech varios años. Tras gastarse todos sus ahorros se divorciaron y Gerda regresó a Dinamarca donde murió sin un centavo en 1940. El Festival MIX LGBT de Copenague otorga anualmente 4 premios Lili en su honor, a los activistas destacados. #Cultura Ciudad de México #Premios Oscar #Estrenos de cine