Como propuesta para iniciar el ciclo de la primavera, el Centro de la Imagen, emplazado desde hace 20 años en los edificios contiguos a la Biblioteca México en la Ciudadela, reviste algunos de sus muros con una interesante revisión fotográfica del agua en México.

Nacido en 1952, un estudiante eterno según su trayectoria, Eniac se enfoca, tras mas de treinta exposiciones en diferentes instituciones culturales del mundo, en plantear un foto reportaje que con una desconcertante variedad de puntos de vista y formatos de distintos tamaños expresa una actualidad sobre los Ríos de nuestra geografía.

No se trata de una exposición dirigida desde el cielo, Eniac nos muestra un repertorio muy frugal en todos los sentidos, en cambio se nota una calidad de visión muy ligada a los estandares tradicionales de la fotografía.

Anuncios
Anuncios

Hoy sabemos que probablemente las fotos que se presentan, se pueden imprimir rapidamente con máquinas muy sofisticadas, empero en muchas tomas, se siente un espíritu menos maquinizado ... mas aspirando al blanco y negro, por lo menos en algunos casos cuando su imagen nos revela emociones trágicas.

En general todo el recorrido sería muy triste, pues no se tiene que explicar como hemos transformado la belleza de los ríos. Eniac nos pasa del Río Bravo, al Pánuco y al Usumacinta. Contradictoriamente se dirige al norte, mas de lo que se dirige al sur, pero hace su registro de Chiapas y queda algún encuadre donde mas que el río, nos enseña una comunidades menos occidentalizadas.

Digamos que la culpa de lo terrible en el mensaje de Ríos se siente muy aguda cuando nos damos cuenta de que el crecimiento occidental se sigue pervirtiendo en muchos lugares generando monstruos visuales tanto como conceptuales.

Anuncios

No es fácil hacer una síntesis de regiones tan distintas como aquella de Nayarit, y hacer la semejanza con lugares muy remotos en Veracruz y hasta en Aguascalientes: Eniac es muy contemporáneo en un planteamiento acerca del valor de la imagen con posibilidades fincadas en la simpleza de nuestra gente, con el brillo como tal del patrimonio postmoderno, todo siempre cobijado por las dimensiones del agua... un recurso temático de cualquier época, y uno de los recursos de los cuales se ha abusado durante el Siglo XX.

En un sábado el Centro de la Imagen luce vacío. Hay varias personas de seguridad que cumplen también atendiendo al visitante. Una mujer joven nos interceptó ofreciendo con amabilidad una explicación, mas tarde hubo un hombre barbado mas institucional que se sentó en la entrada ante un ordenador. No hubo trípticos, ni dípticos, ni publicaciones que ofrecer; de hecho sentí que mi insistencia por llevarme un souvenir generó desconcierto. 

El Centro de la Imagen ofrece también un proyecto novedoso de foto muro con posibilidades sin límite para abordar otros enfoques.

Anuncios

Se ha procurado cuidar este recinto y sacarle provecho, aunque valga decir que una parte de la planta estaba cerrada y también se escuchaba una remodelación que emplazará, según se informó, la antigua librería que hace años estaba en una de los espacios aledaños a la entrada principal.

En el foto muro se ha dispuesto una mirada transgresora con la edición de ciertas imágenes o "Zona de Conflicto" que un colectivo levantó a través de scanners y su aplicación actualizada por medio de Adobe Photoshop a las posibilidades del patio interior cuyo diseño incluye árboles en una sola pieza con piso de madera al aire libre.

Este ambiente de silencio da libre oportunidad a la contemplación y se opone a la historia antigua del edificio que vivió muchos otros usos antes de ser legado a la cultura de la fotografía en nuestro país, mas siempre con una pata en el intenacionalismo y por ello en la sala del Deseo, se presenta actualmente un ciclo de algunos de los videos del mundo mas aburridos que jamás se hayan proyectado.

Habrá actividades didácticas en torno a los ríos y el agua al margen de la presentación del fotolibro el 30 de marzo.

  #Cultura Ciudad de México