Recientemente en el corazón de la Ciudad Universitaria, uno de los primeros museos universitarios, vuelca sus paradigmas hacia la interacción del visitante con la experiencia del museo. Por esta razón se ha creado un loft cuyo fin es dar nuevo aliento al discurso de las artes y las ciencias; no sin revisar la filosofía.

El renombrado artista Vicente Castro Leñero bien apalabrado por Salvador Gallardo Cabrera, ha sido el indicado para sembrar, por medio de su obra mas actual, la semilla del concepto en la apreciación que puede hacerse, lo mismo de sus muy variadas piezas, que de la cura al espacio donde fueron aplicadas a modo de experimento antropológico...místico.

Anuncios
Anuncios

Nacido a principios de la segunda mitad del Siglo XX, el creador se desdobla en colosales dimensiones que quieren abarcar pintura, escultura y video instalación, todo al mismo tiempo y es que la finalidad del ejercicio expositivo es lograr que el espectador deje de ser pasivo y sea la sangre que ha de correr por el espacio inmaterial de la estética siguiendo su propia iniciativa. 

Sinceramente debe ser una muestra íntima, hacia adentro , pues el gran vacío cobijando la obra se hace presente y no hay en la mega sala, sino un señor que ofrece un tríptico en la entrada. Como dato peculiar la única otra espectadora era una mujer oriental que hizo una serie de retratos con una amiga. 

Siendo formado en la Academia de San Carlos, Castro Leñero no instaló aquí ninguna pieza con esa carga de Siglos anteriores, todo lo contrario, el concepto consiste en una transgresión al formalismo; de este modo, desde los títulos de la obra, hasta las técnicas usadas, nada es usual y simulan un enigma del cual nos dan sólo pistas acerca del mundo visionario donde surge la creatividad según los sentimientos adversos del artista.

Anuncios

Mediante técnicas siempre distintas, obrando desde la apropiación y la mezcla de materiales; la mancha se levanta por encima de estructuras arácnidas hechas con materiales de la industria. Cada pieza supone un ejercicio, en el cual Castro Leñero nos lleva al límite de su capricho individual para tratar de adormecer al monstruo del capitalismo. Si uno asignara a cada cuadro o círculo una valuación económica, podríamos comparar esta muestra con un gran catálogo de ventas.

Al centro de lo que ahora es una sola gran galería, administrada por la Facultad de Arquitectura, hay una techumbre que a mas de ser una escultura, también nos confunde con ser una habitación donde corren ininterrumpidos una serie de audio visuales que revelan un enfrentamiento entre la música y los movimientos sociales; entre el desnudo femenino y el clamor de una generación.

La estructura también forma una prisión para una escultura de bronce representando a una mujer. Cada quién decide como explicarse los "Sistemas Transitables", mismos que llevan de modo intrínseco una narrativa emocional que nos habla de un artista muy inquieto e incansablemente creador de piezas plásticas recorriendo las paredes.

Anuncios

El MUCA campus Ciudad Universitaria sigue su remodelación, pues se descubre una sala abandonada y en un vestíbulo que podría corresponder también al museo, hay una muestra donde se difunde el trabajo de los arquitectos contemporáneos encargados de crear los rascacielos en las ciudades más cosmopolitas. 

Hasta el mes de Abril los Sistemas transitables habrán lugar en este nuevo/viejo recinto donde caben los gustos de la rectoría, y en adelante de los arquitectos. La finalidad es que haya juego entre las distintas facultades en su recreo del conocimiento y el modo como puede difundirse, en este caso, mas para la comunidad universitaria que para la sociedad en general.  #Escuela #Arte #Cultura Ciudad de México