Recientemente en México se inauguró la exhibición itinerante del Museo de la Memoria y la Tolerancia en el Centro Histórico. A unos pasos de la Alameda y el Hemiciclo a Juárez, las salas e incluso algunos espacios públicos fueron intervenidos por la audaz artista del oriente quién viene algo retardada con piezas de algo que presentó hace 50 años y sigue causando furor.

Digamos que Yoko no hizo #Escuela. No ha trabajado ya en hacer obra nueva y ni los locochones nuevos maestros como Orozco o Margules se asoman al #Arte público con la propuesta de esta mujer quien fue esposa de John Lennon y madre de su descendencia. 

La Japonesa viene con todas sus sorpresas, incluyendo una pieza que uno quiso hacer famosa en la Preparatoria cuando era mas famoso para mi el escarabajo, por su picante rock.

Anuncios
Anuncios

Digamos que la parte más picante fue este tipo de propuestas donde Yoko resulta trascender con el árbol de los sueños. 

Afuera sin mucho escándalo nos congregamos algunos asiduos de este museo intrigados en lo que significa que apenas en en 2016 llegue a México una obra muy significativa. En cada juego sentimos un poco la ira, porque obviamente en esta época, el impacto social de este giro en la estética no parece tener un eco en el mercado.

Ayer estuve preguntando al especialista Rafael Matos Moctezuma, y aún 50 años después, podría ser conservador, pero tal vez podría mercantilizarse este tipo de proyecto, mas luminoso que cualquiera que se haya presentado en nuestra tierra. Ocupar el museo como lo hace Yoko, no tiene precedente, para colmo también se pensó en el arte sonoro desde hace más de cuatro décadas cuando aún vivía el chico inglés. 

Seguramente se asombró con proyectos como el teléfono, donde Yoko coloca un teléfono de los 60´s adentro de un laberinto de cristal.

Anuncios

El profe dice que todo es mercancía, que el arte siempre debe sentirse, estamos de acuerdo con que esto de las emociones supera la técnica de cualquier pintura. 

El chiste de esta pieza no es literalmente que uno sienta la esquizofrenia, sin embargo, hoy es importante decir que también se necesita entender la pieza, porque llega un momento en que se puede hacer un arte como el del MUAC, aunque se tilde uno de oficialista.  #Tendencias