Los vecinos de la comunidad del Centro Histórico, vivirán un 2016 lleno de renovaciones. Poco queda del desgastado barrio de los ochentas y crisis anteriores, cuando se notan nuevas obras y cunde la despeatonalización de lo que ya se había peatonalizado. 

¿Quién manda en este pequeño sector? El cuida coches territorial, el señor de las flautas, la seño de las aguas? De pronto surgen nuevas obras en la parte aledaña al último gran inmueble que guarda sus funciones tradicionales desde el siglo XVII.

Justo están trabajando la parte más aguda del problema en años anteriores, con la invasión de la gente que vivía en un edificio frente al museo de José Luis Cuevas...

Anuncios
Anuncios

justo donde esta la #Escuela y se estaba dando un mercado callejero ahora, está ahora cerrado y se ve que la intensión es seguir nivelando el suelo hasta que parezca Salamanca.

Recordemos que este año nuestra ciudad se reviste de gloria al recibir numerosos turistas que prefieren el centro, incluso a los placeres inéditos de la playa o los parajes mágicos.

Por ello no sobre hacer la noticia dando contexto al tema del ocio con una actividad no tan prohibitiva y común en el haber de los capitalinos, que es: reapropiarse de algunas calles para que la gente también pueda caminar y contemple la posibilidad de ingresar a algunos de los sacros edificios. 

La Academia de San Carlos, mi escuela, además pasa por un momento de excavación y mantenimiento de aquello que yace abajo de las losas del piso en toda la planta baja.

Anuncios

Todo parece ir bien, y las oficinas de Difusión por lo pronto se anuncian por otro lugar. 

Recomiendo ampliamente acercarse a este original Tríángulo de las Bermudaz porque hay unas galerías y salas de exhibición que han venido apropiando de los talleres que no tienen equivalencia con otros museos. En el futuro este predio y su anexo podrían pasar por nuevos periodos de reinserción al siglo XXI, en la historia de la modernidad. Algún día habrá estacionamiento subterráneo también y tantos cambios como sean necesarios para promover el flujo de los habitantes por estos rincones algo apartados de la realidad.

Y para el buen entendedor, cuando hable de la modernidad en la Academia, quiero contrastarlo con la Modernidad tradicional; misma que por lo menos incluye a las tradiciones pictóricas del siglo XX. Tal vez eso queda demostrado con la muestra que nos plantean en honor a los investigadores de las Bellas Artes. 

No se confundan con este pequeño caos y visiten la gran exposición que ocupa las dos salas de abajo, mas toda la galería del siglo XIX.

Anuncios

Si hacen esto en un andar están muy cerca de las ruinas arqueológicas, el Museo de Exteresa, y muchas atracciones mas. La moneda y las medallas de las que tanto se habla, las vamos forjando al recorrer estos nodos de luz.

Se han invertido generosos recursos en sorprendernos con unos sillones que invitan al reposo en algunas salas cuando uno descubre porque se le da tanta importancia a una colección de estampas con una museografía de punta y acaso con el fisco donde se exhiben piezas de una serie finísima donde se le pide a muchas "vacas sagradas" de la gráfica del presenta, que hagan su aportación temática para enmarcárselas y montarla en hileritas a la misma distancia en el mismo clavo que en el siglo XVIII. 

Saludo al gran equipo universitario que mantiene alguna actividad aquí, mientras se tejen los destinos de millones de mexicanos puertas a fuera que no nos cansamos de enfrentar mil veces la misma exposición que conlleva puesteros por todas partes, calles cerradas, las cabezas de un escultor y miles de personas mas. #Arte #Educación