Por qué hacer referencia al poder mismo de la poesía ante situaciones que el mismo ser humano pudiera controlar. La verdad, ni yo misma podría dar una explicación real de esto, pero de lo que estoy segura es que en el momento en que el alma se vuelve más impredecible es cuando nace la poesía.

Si, adentrarnos en el alma de aquellos que en algunos versos tienen la facilidad de expresar sus emociones más arraigadas y que, por alguna razón, no son capaces de expresarse más que de forma escrita, nos habla de la capacidad o del poder que su mente tiene ante sus emociones.

No es fácil para nadie y mucho menos para aquellos, que de alguna manera manejan un arraigo mental en sí mismos y en las situaciones materiales.

Anuncios
Anuncios

Lo podríamos llamar ego, el comprender por qué su alma necesita o requiere a la poesía.

La conclusión pudiera ser que, en el momento de hablar con sinceridad de lo que uno siente, muchas veces se hace con un lenguaje que nunca creímos ocupar. Y no sólo se crea o nace la poesía, sino que también se expresa aquello que no somos capaces de decir.

       Pues el amor es tan grande, como corto es el universo en las alas de la conciencia y suceptibilidad humana.

       Pero el ego es tan grande, que hace sentir al hombre como un ser celestial e infinito que pierde su esencia.

       Que al momento de desnudar el alma, lo hace entre lágrimas y arrepentimientos, con lenguaje duro y sin sentido.

Pero existe otra manera de aprender a convivir entre lo material y lo espiritual: que el hombre no se derrumbe o sucumba ante el ego, sino que al mismo tiempo se acepte tal cual es, un ser dual que necesita expresar su amor y su ambición. Que conviva consigo mismo sin pretensiones y ataduras materiales, con el firme propósito de mostrarse tal cual es. Imperfecto y a la vez perfecto, con sed de conocimiento y con el mismo en su interior, con tan sólo poco, mucho y nada en este mundo más que su esencia, la cual un día retornará a su lugar de origen. No lo sé, simplemente sé que se puede ser y no ser en este mundo de aprendizaje.

Anuncios

#ADN #Cultura Ciudad de México