Como aperitivo quiero pensar que los guionistas Matt Sazama y Burk Sharpless, junto con el director Alex Proyas, estudiaron y se documentaron sobre la mitología egipcia para esta cinta. ¿Qué tanto sabe usted sobre los dioses de Egipto?

Surrealismo mitológico

Probablemente tan poco como yo, para lo cual nos viene muy bien la sinopsis: “Bek (Brenton Twaites), el héroe mortal se alía con el dios Horus (el danés Nikolaj Coster-Waldau) en contra de Seth (Gerard Butler), el despiadado dios de la oscuridad quien ha usurpado el trono de Egipto, hundiendo al otrora próspero y pacífico imperio en el conflicto y el caos”.

El caso es totalmente surrealista como todas las mitologías universales donde dioses y mortales interactúan enloquecidamente con resultados de lo más extravagantes.

Anuncios
Anuncios

En su página de crítica cinematográfica Nathaniel R. comenta: “Eleva su propia chifladura tan alta como la Torre de Babel que en ella aparece. Quiere jugar con la imaginería egipcia surrealista pero es tan 2016 que confunde a los dioses con cabeza de animal con los seres que salen en Transformers ”.

Estética (blanca) de videojuego

“Los dioses…” es la reina del pantallazo verdiazul, con la que recrean escenarios irreales donde solamente están los actores en un foro vacío. Hay escenas donde se nota que los actores nunca estuvieron juntos, sino que hicieron “copia-pega” intentando dar cierto sentido a los delirantes diálogos con acento australiano.

Esa es otra, pues con excepción de la franco-camboyana Elodie Yung y el afroamericano Chadwick Boseman a quienes más o menos les puedes creer que sean egipcios, todos tienen una pinta más anglosajona que el té de las cinco.

Anuncios

De hecho la periodista Rubí Hamad, de Daily Life, calificó este casting como el "blanqueo de Hollywood".

Soraya Nadia McDonald, de The Washington Post, dijo, "La promoción para la película empieza justo cuando estamos concluyendo un año excepcional por las discusiones de la diversidad y equidad de género en la industria del #Cine. ¿No pudieron contratar actores y extras más arabizados? ¿Imaginan una Anita la huerfanita negra u oriental?

Parafernalia kitsch

Pero bueno, así es Hollywood. ¿Recuerdan a Liz Taylor y Richard Burton como Cleopatra y Marco Antonio en ese culebrón de 1963 dirigido por Joseph L. Mankiewicz? Durante los 2 años y medio de su rodaje los estudios se desfalcaron; olvídense de Titanic, Cleopatra costó 44 mdd ($300 de los actuales) y trascendió más el romance de los actores que el film en sí. Eran otros tiempos, ahora la polémica racial está servida. En México da igual.

La dirección de arte se merece un premio por el despliegue de imaginería kitsch surrealistamente fascinante.

Anuncios

Hay mucho dorado, el oro baña el foro, los vestuarios fantásticos de satines y lamés con pedrería (diseñados por Liz Keogh), la iluminación, y hasta la sangre pues, como son dioses, su sangre es oro líquido.

Fuera lógica

Tómese un respiro y piense en “Los dioses de Egipto” como lo que es, una entretenida extravagancia, el tema lo justifica. Es como una Guerra de las Galaxias que en vez de jedis saca dioses egipcios güeros ¡y conflicto resuelto!

Olvide la lógica y el rigor críticos y déjese arrastrar por esta impactante extravagancia servida en 4D (¡primera vez en mi vida!). Las butacas se estremecen, los golpes se sienten en la espalda, el agua nos salpica, la niebla nos atrapa y los truenos y relámpagos nos sobresaltan. Agarre bien sus palomitas que con tanto meneo pueden acabar por el suelo, y esta película requiere muchas…

  #Racismo #Estrenos de cine