No me considero un escritor, me considero como alguien que le gusta plasmar todas aquellas conversaciones que tiene consigo mismo. Todos aquellos pensamientos que inundan mi mente mientras el insomnio hace de las suyas, aquellas palabras que no están hechas para ser habladas, hay un lenguaje interior que no merece ser hablado.

Hay personas que gustamos de ser silenciosas y escabullirnos entre todas aquellas sensaciones para inmortalizarlas en papel. O también en un ordenador. 

Gracias a los avances que ha tenido la #Tecnología a lo largo del tiempo contamos con muchas innovaciones que nos facilitan la vida. Pero facilitar tiene sus aspectos negativos. Los escritores de ahora, o aquellos que nos gusta escribir en estos tiempos contamos con gran libertad para hacerlo, no importa el lugar o la situación en la que te encuentres, tienes a la mano tus herramientas “inteligentes” para sacarte de apuros estés donde estés.

Pero bueno a lo que quiero llegar es que los escritores de antes escribían a muerte, es decir a pura tinta y papel, sin muchas opciones para borrar alguna falla o equivocación.

Anuncios
Anuncios

Esa si era escritura. Se metían al ring con su trabajo, daban marcha a múltiples batallas y guerras contra ellos mismos, ponían a prueba su intelecto y demás habilidades para que todo saliera perfecto a la primera vez.

 

Y talvez no era perfecto, pero si estaba vivo, tan vivo que aún nos inspiramos de aquellos que fueron valientes y dieron todo por quemarse con su arte, y no solo hablo de la escritura, cualquier tipo de #Arte antiguo probablemente es el más fiel, sincero, puro y creativo. No había forma de borrar, de buscar significados de palabras en internet, de conseguir ayuda del dios tecnología. Estoy seguro que si no tuviéramos ordenadores el día de hoy no existirían muchos autores y libros chatarra.

Los escritores de antes escribían por gusto, no por palmas o likes. Y eran buenos porque era difícil escribir y hacer arte, era peligroso, era filoso y salvaje, no cualquiera se adentra a esas aventuras.

Anuncios

La tecnología se encarga de hacernos la vida más fácil, es ahí donde nuestro cerebro queda conforme y limitado a dar ese último golpe. #Cultura Ciudad de México