Antes o después llegaría la era del ocio moderno. La modernidad nos permite una mirada al #Arte como recreo cultural y es un tema que se adhiere al presupuesto de muchos países republicanos el lograr que contemplemos algunas colecciones, pues el entretenimiento significa también buenas relaciones y buena oferta de amenidades para estimular el turismo.. 

Hablando de lo tradicional. Hay cosas que no se pueden cambiar. En este país en América del norte, lo moderno nos viene de otros tiempos; caprichosamente en 2016 aún tenemos a la selección de los Modernos en la pintura del mundo, en uno de los edificios mas tradicionales de nuestros tiempos. 

Lo de hoy se opone radicalmente al precepto de la pintura como algo tradicional, pero en los Museos lo que les conviene es proponer alianzas con Francia y España; sobre todo con los Estados Unidos, pues muchos dirían que la pintura mexicana se devaluó mucho técnicamente a partir de entonces.

Anuncios
Anuncios

Tenemos grabadores de gran talla como hemos visto en la Academia, y el Museo no nos dejará margen de error para las corrientes estéticas de hace 100 años cuyo origen fue oponerse a la tradición y crear los embarraderos de pintura y cosas epóxicas que muchos ya estarían deseando desde décadas anteriores. 

Aqui en 20 minutos uno se traslada a otra historia y a otra dimensión donde no sobre subrayar el valor teórico de piezas excelentes y de dimensiones mas allá de la sala o el comedor de su abuelita. Ni los baby boomers en sus casas hacían espacio para hacer colecciones de pintura. Quiero decir que en México este tipo de concepto locochón comenzó su furor, pero aún hoy, es probable que fracasara comercialmente contra una buena pintura tradicional.

Quede a consideración del espectador imaginar un costo base del momento cuando fue hecha la pintura, y en el caso de la mayoría en esta exposición, un precio completamente distinto pues en nuestros países, ni se compra ni se vende mucho arte para acrecentar las colecciones del pueblo.

Anuncios

Ninguno de estos cuadros debería venderse en menos de un millón de dólares. De ahí el gran beneficio que nos hacen, si en 2016, es posible presupuestar un envío y la consecuente tramitología para que se garantice su feliz regreso cuando se acaba la intinerancia. 

Por supuesto que es algo incompleto. Siempre pasa que ve mete uno a aprender algo, y ni poniendo a los mismos autores desde el Siglo XIX es posible que uno emocionalmente se vea atraído. Aqui el artista conceptual, autor de esta nota, quiere asumir un punto de vista mejor enterado, pero al ser este un medio de comunicación nuevo, no se puede determinar si ustedes lo que buscan al leer es que les diga de quien son todas estas pinturas y cual es su título. 

También es prudente que les motive a seguir su propio instinto y que escojan cuales son para ustedes las mas atractivas o complacientes. El recorrido fue un éxito, si bien, aún a 2 metros de las obras, hubo en el trayecto cierta opresión de innumerables vigilantes al acecho de que nadie haga ninguna pendejada.

Anuncios

Esto si que no es ni tradicional, ni moderno; plantear el arte fuera de esta caja. Aquí no hay juegos y mas allá de la careta colorida en toda este conjunto de pintarrajos queda investigar también la biografía de cada autor.

Me cautivó reconocer a Wilfredo Lam en todo esto.

A ver si encuentran a nuestros pintores. Pusieron obra muy exclusiva de Diego Rivera y de sus coetáneos empezando por Siqueiros y hasta Carlos Mérida.

En especial se hizo acopio de pinturas francesas que dieron lugar luego a Remedios Varo y la división entre salas ayuda algo para saber cuando estamos ya demasiado cerca de Andy Warhol. #Educación #Cultura Ciudad de México