Violines, rock y un ambiente explosivo es lo que ofreció David Garrett en el concierto de anoche en el Auditorio Nacional. El recital fue el primero de los dos que ofrecerá en la Ciudad de México y el primero de los cinco agendados en el país.

La noche abrió con la tradicional entrada de Garrett, con su característico cabello rubio sujetado en un moño a medio hacer, entre el público. El guapo alemán, al finalizar la primera pieza, dijo (en español) estar muy emocionado por presentarse de nuevo en México y siguió dando rienda suelta al evento con la melodía Live and Let Die

La noche hizo honor al nombre del tour, pues no sólo deleitó al público mexicano con las nuevas piezas del álbum Explosive, sino también de las melodías más representativas de sus discos anteriores, que además fueron parte de la "lista de deseos" que el propio Garrett pidió a sus fans en su página oficial.

Anuncios
Anuncios

Entre las rolas interpretadas del repertorio anterior se destacan Dueling BanjosChild's AnthemWelcome to the JungleSmells Like Teen SpiritNovember Rain Cry Me A River. Entre las piezas de su más reciente lanzamiento se encontraron Dangerous, Midnight WaltzLose Yourself y, por supuesto, la que da el título al álbum, Explosive.

Antes de interpretar el tema Adventure Island, el violinista admitió que el público mexicano había inspirado esta pieza después de su primera presentación en el país, enfatizó la inspiración hecha por sus fans mexicanos al repetir este hecho ahora en español.

También no pudo faltar el segundo momento tradicional: el subir a una fan al escenario para dedicarle un tema. El tema de esta noche fue I'll Stand By You y definitivamente tanto el alemán como la afortunada disfrutaron al máximo esos minutos.

Anuncios

El violinista se mostró más confiado con sus fans de habla hispana, y no sólo lo demostró al soltarse más con un español de fuerte (y sensual) acento, sino también al dejarse querer por sus admiradores respondiendo a los piropos y gritos que se le dedicaban, incluso no dudó en comportarse un poco más coqueto al guiñar el ojo o sonreír pícaramente.

David Garrett y su banda hicieron suyo al público con una excelente interpretación en vivo además de la energía y la compenetración con los asistentes. A pesar de ser una gran noche, sigue sin superarse (o incluso quizá igualarse) lo logrado en su primera presentación en México, realizada el pasado 28 de enero del 2014, y es que el violinista más rápido del mundo ha dejado un poco de lado el lado humorístico que lo caracterizó aquella primera vez.

Garrett seguirá deleitando a México con otros cuatro conciertos: 2 de marzo en el Auditorio Nacional (Ciudad de México), 4 de marzo en el Auditorio Banamex (Monterrey), 5 de marzo en Auditorio Telmex (Guadalajara) y 6 de marzo en Coliseo Yucatán (Yucatán). 

Ya lo saben, no se lo pueden perder. #Música #Cultura Ciudad de México