Hay que ser francos. El amor no es lo mío. Supuse la vida como un concierto de luciérnagas y paz, de calma y risas. Pero lo bueno cuesta, como el amor. El amor precisamente cuesta dos corazones y una persona. ¡Siempre hay una persona que se sacrifica de más!

Las relaciones, jodidas. Un psicólogo español aconsejaba terminar con cualquier relación  amorosa a los 5 años para ser más felices y evitar futuros problemas y dolores de mente y corazón.  ¿Será que en 5 años uno no logra enamorarse profundamente? Refuto. En cuestiones de pasión se requieren un par de minutos y dos miradas atentas, tiernas, ilusionadas de fusionarse para poder empezar a arder. 

Pero no me alejo del tema.

Anuncios
Anuncios

Estaba pensando en escribirte una carta de reconciliación y perdón, hacerme el mártir un poco y ensalzar tu imagen hasta el hartazgo. Pero no, pero no. La excepción está en tu indiferencia.

Uno se olvida de los buenos recuerdos, de las sonrisas que cautivan, de los besos cálidos y de las dulces remembranzas cuando a uno le olvidan. Un amor no existe sin ser correspondido, siempre lo he supuesto. Ahora después de semanas de rechazo y olvido he decidido buscarte un nuevo amor, amor.

Según tus palabras ácidas y marchitas pero vivas, debe ser alguien con temple modesto. Alguien normal y no tan pasional, alguien quien sea; siempre y cuando no sea yo. No es difícil encontrarlo,  estoy seguro. 

Después de conocerle en una fiesta habría que invitarle un café para saber si puede platicar sin tragos encima, si música que lo distorsione, sin sus amigos, sin tus amigas.

Anuncios

Debes cautivarlo como me cautivaste a mí, sólo sonríe. 

Intercambian palabras y sonrisas, luego besos vacíos, luego besos que te alertan, luego caricias conocidas. En un  vaivén me habrás olvidado. Pronto mi imagen tendrá suplente y mejor, según el corazón en turno. Pronto la agonía habrá acabado, todo será como antes, todo tendrá un significado y le darás gracias a la nueva persona. Me quitarás el mérito de haberte dejado ir, no hay más.

Por mi parte voy a buscarte en otra persona, a ver si me recuerdas. #Arte #Libros #Cultura Ciudad de México