Desarrolló una sensibilidad artística desde su juventud, con especial gusto por la cultura griega y latina, las cuales graba en sus retinas con sus viajes a Atenas y Nápoles y otras diversas ciudades. Su sensibilidad se ve intensificada con la visita que realiza al Museo Abstracto de Cuenca. Desde ese momento, la necesidad de sacarla al exterior para mostrarla y compartirla es acrecentada.

Para él “aparte de leer la obra, hay que sentir y tocar, incluso ser pisada”, por ello al final de la exposición, algunos de los cuadros son pisados por los visitantes.

El rasgo curioso de Pepe Leal es que su obra la crea con materiales que no son típicos de la pintura, como pueden ser el pincel y el lienzo.

Anuncios
Anuncios

Es más, como dice él, los intenta evitar a toda costa. Para crear sus obras usa cartulinas, pintura acrílica, tierras, hilos de seda, redecillas, bolsas de plástico, cuchillos, hasta cascaras de plátano, el motivo es que “le permiten una expresividad más natural y sencilla, sobre todo porque me parece que es un poco innovar dentro del campo de la pintura

Como cualquier otro autor, la inspiración es la clave de la creatividad, Pepe Leal nos cuenta que se inspira “en sensaciones, momentos, viajes” y así crea colecciones como la de Berlín: compuesta por tres cuadros que si se miran de cerca, se puede vislumbrar la fría ciudad de Berlín.

También es curiosa la técnica que emplea, se trata del tratamiento de soporte total, es decir, el soporte se pliega, se arruga en ocasiones creando superficies terreas, se rompe y se cubre con otros trozos de cartulina.

Anuncios

Esta técnica enriquece los cuadros, los llena de matices y de profundidad.

En las obras de Pepe Leal, podemos encontrar desde influencias de la tradición de la pintura española, marcada por el dramatismo y la negrura, hasta obras más alegres que expresan esperanza y optimismo, que invitan a la ensoñación y al viaje de los sentidos. Entre los autores que lo influenciaron están Fernando  Zóbel, Anselm Kiefer o Juan Corea.

Según este autor, hoy en día la gente busca la creatividad “lo clásico está más al alcance de la mano, ¿quién no ha estado en el prado o en el Reina Sofía? Hay mucha gente que busca en el #Arte la innovación, la creatividad, lo nuevo, que es lo difícil precisamente”. El problema es que “los grandes museos te hacen ver más lo clásico. ¿Qué vas a ver en el Prado?  Obras de Goya, Velázquez…”. Otro de los problemas del mundo artístico es el momento económico en el que estamos viviendo “es difícil consumir cuadros adquiriéndolos, se consume visitando museos. A nivel de artistas principales, es decir, de primera fila, tienen una clientela que no sufre crisis pero en el caso de  pintores alternativos no se consigue vender cuadros”. 

Una particularidad de Pepe es que su obra no la crea para vender, si no para regalar.

Anuncios

Delante de mí vi como regalaba dos de sus cuadros a un amigo suyo. Para él sus cuadros son como sus hijos, y tal como dice él “un hijo no se puede vender”, cuando regala un cuadro sabe que está en una casa de un amigo, que podrá volver a verlo en cualquier momento. Para él venderlo a un cliente particular supone deprenderse de él para siempre, y de alguna manera deja de ser suyo. Pero es consciente de que llegará un día en el que tendrá que vender “para equiparar los gastos que le suponen los cuadros”. #Educación #Exposición