La presentación de Hoppo! en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris tuvo un arranque minimalista, muy al estilo que maneja esta agrupación: con los acordes de Rodrigo “Chino” Aros en la guitarra acústica y la voz de Rubén Albarrán interpretando “caer flotando”. 

Inmediatamente después, Aros tomó su sitar y salieron al escenario Juan Pablo “muñeco” Villanueva, Giancarlo Baldevenito y Carlos Basillo los demás integrantes del grupo, con los instrumentos conectados a amplificadores, para dar paso a un bloque eléctrico con canciones originales de sus tres recientes materiales. 

“Huachito”, “Seres de luz”, “Rayo de Sol”, “El sentir”, “Ojos”, “Amor animal”, “Vaso de vino”, entre otros temas, conformaron el setlist de la banda chileno-mexicana que ha ido ganando adeptos, a pesar de que se mantienen al margen de la industria musical y de que sus canciones no son éxitos comerciales. 

“Los felicito por no estar esperando un éxito de radio porque no lo tenemos” comentó Rubén Albarrán, tras dar la bienvenida a los presentes.

Anuncios
Anuncios

Durante la velada, hubo momentos en que los asistentes escucharon con atención, otros en que cantaron, aplaudieron, y otros en los que bailaron al ritmo de la #Música

Tras una ligera pausa que parecía el final, los músicos aparecieron en la sala del teatro y caminaron entre las butacas para invitar al público a subir al escenario.

En ese momento dieron paso a un set acústico, con piezas de cantautores latinoamericanos como Mercedes Sosa, Víctor Jara, Violeta Parra y Ariel Ramírez, incluidas en su primera grabación. 

Fue un gran cierre de concierto para los afortunados que acudieron a la cita con Hoppo! en el histórico recinto de la Ciudad de #México.

 

 

El proyecto…

 

Hoppo! surgió como un proyecto alterno de Rubén Albarrán, quien quería rendir homenaje a su madre, pues fue ella quien le enseñó el cancionero latinoamericano.

Anuncios

Reunió a un grupo de músicos que conocía de antemano y comenzaron la aventura.

 

En el camino descubrieron que disfrutaban mucho la experiencia de tocar esa música y que podrían componer sus propias canciones.

 

En este rescate de la música latinoamericana juega un papel fundamental el sitar, un instrumento musical de la India, que le otorga una nueva sonoridad a las canciones y le da una sensación global a su música.

 

La banda disfruta de la experiencia de grabar sus canciones en una sola toma, sin ayuda de los programas de edición digital. Además gustan de estar cerca de su público y tocar de forma acústica, lo más natural y libre posible. #Conciertos