La Nueva España atrajo a México lo mejor del conocimiento global del Siglo XVI. En este periodo la monarquía auspició el florecimiento de una cultura nueva cuyo cause permitió que el oro se explotase incluso en el ornamento sacro característico de los altares en México del Barroco (estilo muy marcado en aquellos del Centro Histórico de la gran metrópolis en el nuevo mundo). 

Vinieron los Vascos migrando en gran número durante aquel tiempo. Fue su mano la que intervino para que en el Siglo XVIII se construyese un enorme palacio consagrado a la virgen de "Aránzazú", "la de los espinos". La finalidad del edificio sería proponer a la sociedad virreinal un colegio para huérfanas y viudas donde se impartiría una educación contemplativa con acento en conocimientosn de administración, pues aspiraban a que las doncellas pudiesen valerse por si mismas en caso de quedar abandonadas.

Anuncios
Anuncios

Los Franciscanos fueron encargados de llevar a cabo esta misión valiéndose de las accesorias alrededor del templo y el convento, como de las dotes de las allegadas.

Gracias a la interacción entre el INBA y el Museo Nacional de San Carlos, constituido de varios patronos, se ha podido gestar una coincidencia ahora en el Siglo XXI para exaltar la calidad del trabajo que guardó tres Siglos las Vizcainas, único organismo en México cuya función a prevalecido, si bien ahora se aceptan niños.

En las novísimas visitas guiadas que se ofrecen se descubre un pequeño Museo cuyo mobiliario permite darse uno mejor idea de las Artes Decorativas en la era Colonial. Los habitantes como parte de su rutina religiosa testimoniaron y compartieron muebles, objetos sacros y libros de estilo propio nacidos de la lenta fusión entre las culturas.

Anuncios

¨Las Vizcaínas" responde como muestra a la necesidad de difundir lienzos inéditos con una pauta producida en las proporciones del Museo Nacional de San Carlos, cuya propia pinacoteca se desdobla apropiándose de una galería en la planta alta. Embebidos del valor en la pintura, resulta exitoso el esfuerzo curatorial ventilar públicamente una serie de maravillas que nos invitan a una fresca lectura de nuestras reliquias... ¿invaluables?

Aunque no sobra el crédito atribuible a las pinturas del colegio, es satisfactorio dar parte de ejemplos sin paralelo del esmero en el trabajo que hubo para generar un método de enseñanza de acuerdo a las Academias Europeas. Para estudiar las tres nobles artes, hubo modo de importar excelentes trabajos de maestros a San Carlos, ello se refleja a lo largo del breve recorrido. 

Cabe decir que la inspiración evangélica de la escuela mexicana se logró atrayendo a América una colección anterior a la propia Colonia, ello explica la ejemplar técnica desarrollada de influencia Sevillana o con tendencias al claro/oscuro de Caravaggio.

Anuncios

"Para fines de estudio" con sello Real  se dirigieron a México, algunos trabajos de magnitud renacentista e incluso gótica (estas pinturas se muestran así mismo en la sala contigua).

En esta muestra tan particular, tan áurea, tan relacionada con la vida de Cristo y otras escenas más complejas de la Biblia se nos ponen delante los grandes maestros del primer periodo Colonial, como Cabrera y Cristobal Villalpando; es decir, aquello realizado sin la existencia de la Real Academia de San Carlos.

La gran colección del Museo ha colgado para las "Vizcainas", piezas de Bartolomé Esteban Murillo, José de Ribera y Francisco de Zurbarán con quienes se ilustra la Historia del Arte Europeo.

Fuera de contexto este tipo de manifestaciones acerca de la identidad sólo pueden apreciarse en un puñado de museos y sobre todo en cada templo pues se entiende un hilo conductor entre el arte y el espíritu.

Estas son algunas de las pinturas mas valiosas que podemos ofrecer a la humanidad. El evento de la inauguración tuvo tal convocatoria que fue imposible ver a los patronos. Concurrieron los medios de comunicación y los anfitriones ofrecieron a las dos de la tarde unos drinks con sabrosos y exóticos aperitivos.

  #Cultura Ciudad de México