Dentro de los niveles de conocimiento reclamados por el Siglo XXI, uno sería incapaz de sustentar un argumento sin antes haber pasado por el Museo de Atropología e Historia.

Quien se deja confundir por las noticias rojas y amarillas, debe tomar en consideración la nota cultural. La crisis de nuestros tiempos no tiene solución si la ciudadanía no se realiza plenamente dentro del espectro donde se apropia y convive de espacios públicos cuya función es permearnos con distintas respuestas. 

Ramírez Vázquez no hay dos; su diseño convive con mil épocas y se presenta en esta primavera tan fresco como se planeó, aunque dudosamente se habrían imaginado la talla de la ciudad contemporánea hace 50 años. 

Uno vive enteramente desligado de la Antropología porque no somos tan importantes como para entender toda la idiosincrasia de golpe.

Anuncios
Anuncios

Esto ha fallado. A lo largo de la historia moderna, la República no ha sido capaz de equilibrar la ambición de una economía cuyas consideraciones perturban el orden descrito en este tipo de Museos alternativamente basados en otros calendarios.

Es obvio que contrasta la erección de tres rascacielos en menos de 15 años en la zona circunvecina, mas se siente como el derroche de recursos no se hace en construir mas recintos para el recreo y tal vez sea porque incluso los inquilinos de dichas torres no son visitantes frecuentes de los parques más populares.

Debería ser como la Meca ir a la primera sección de Bosque de Chapultepec; pese a la cantidad de coches. Aún es válido estacionarse y hacer acto de presencia en su vestíbulo de mármol blanco. Aún resulta una fuerte medicina, dejar todo de lado, y construir la infancia de un niño o un adulto mayor compartiendo la experiencia que representa el recorrido.

Anuncios

En México somos muchos quienes habitamos la ignorancia, por mas que hacemos en el desarrollo del lenguaje, no somos beneficiados con un guía que nos lleve a recorrer estos laberintos prehispánicos. Sin embargo "papá" Gobierno, consciente de que vivimos en la actualidad, una generalizada ausencia de esta figura; no ha dejado de hacer su parte en la procuración perpetua de organismos para asentar las Bellas Artes. La misión de ofrecer estos centros de "atracciones públicas" permanece, de modo que a la vez de quejarse, cada hijo de vecino debería pasearse y decidirse por alguna exposición de modo cotidiano.

Así México garantiza estar preparado para invitar al mundo, proponiendo como escala esta base cuya vida intelectual se despliega en auditorios y salas de diferentes proporciones disponibles para el turista lo mismo que para el investigador.

En un día soleado la explanada de Antropología lo mismo queda lugar para los voladores que para el comercio de souvenir. Uno no se explica su capacidad en la fórmula pues la urbe ha aumentado más del triple su población en 50 años.

Anuncios

Para satisfacer la demanda del pueblo, habría sido necesario construir muchos mas museos por todo el territorio; contradictoriamente en un domingo perfecto, no se notan demasiados visitantes. ¿Será que no hay montada una colección temporal y en cambio nos enfrentamos a los 43?

No es novedoso el caso de estos jóvenes normalistas, pero a nivel Atropológico ...¿porqué? El duelo se ha prolongado y ha sido tan dolorosa su partida, que el Museo más aparatoso de la Patria, les ennoblece por medio de unos retratos. El proyecto de exposición efímera se funda a través de un códice contemporáneo dispuesto como pintura horizontal. 

Aquí se expresan todos los abusos. Se denuncia el horror y la impunidad... no solo eso, de alguna manera siniestra se nos hace responsables y se nos conmina a que engrandezcamos la memoria de estos niños escribiendo algunas líneas de consuelo. 

No es este el lugar oportuno para describir a detalle una relación explicativa del fenómeno Ayotzinapa.

Sean advertidos de esta terrible realidad no gobernada por los jóvenes estudiantes a quienes evocamos para que nos ayuden desde donde están a inspirar un mejor gobierno libre de la corrupción. #Arte