Primeramente quiero expresar que no considero apropiado el título de esta #Exposición del también editor Emilio Payán, pues dentro de las figuras geométricas que lleva su obra, el círculo es el menos frecuente; tampoco se le ve en el soporte ni en el movimiento implícito de sus representaciones.

Sus influencias

Con lo que sí estoy totalmente de acuerdo es con los artistas que menciona Francisco Reyes Palma en el texto de sala como su mayor influencia: Paul Klee (foto 2) - (Münchenbuchsee, Suiza, 1879 - Muralto, 1940)  y la ornamentación geométrica de fondos y vestuario de los modelos en las obras del modernista Gustav Klimt (foto 3) - (Baumgarten, Austria, 1862- Alsergrund, 1918).

Anuncios
Anuncios

También coincido con la influencia que señalan tanto Reyes Palma como Teresa del Conde con el pintor y arquitecto austriaco Friedrich o “Friedensreich” Hundertwasser (foto 4) - (Viena, Austria, 1928 - 2000), al que servidor no conocía. La sinuosidad y aplanamiento de volúmenes, el colorido vibrante, el aire ingenuo y el divertimento contenido en sus composiciones son hilos conductores que los acercan.

No quise leer la reseña de del Conde aparecida en La Jornada en 2009 antes de visitar la exposición, con el fin de tener una impresión más fresca. Sin embargo, tras leerla, también coincido con ella al describir la obra de Payán como un “caos ordenado” y asimismo con ambos críticos, en cuanto al horror vacui (pavor al vacío) que refleja Payán en sus cuadros. Me encanta cuando Doña Teresa menciona la proclividad de Payán a “retacar el espacio que la superficie del cuadro le proporciona”, a la manera de Hundertwasser, porque además es verdad.

Anuncios

Impresión estética

Para meter mi cuchara con un poco de gracia, quiero añadir referencias que quizás ni Del Conde ni Reyes conozcan o hayan pensado citar por ser menos “ceja alzada” (high brow): los cuadros de Payán me remiten a los entramados kilim de los tapetes turcos y al divertimento infantil de la viñeta ¿Dónde está Wally?

Porque al leer los títulos de las pinturas – Barcelona (foto 5), Ciudad de México, Canal de Panamá, (foto 6) Tepoznieves– inmediatamente se detona en la mente la búsqueda de una referencia reconocible y, busca que te busca se siente uno decepcionado al no encontrar ni siquiera una insinuación de la Sagrada Familia, el Ángel de la Independencia, un barco o el cerro del Tepozteco.

Lo que sí se percibe es una obra absolutamente decorativa – y no se ofendan, quiérase o no, todo el #Arte termina decorando algún muro o estancia palaciega o plebeya de quien la adquirió – indicada para un ambiente minimalista o de lo contrario aquello sería un batiburrillo de figuras y colores apabullante y mareador.

Anuncios

Las Ciudades circulares de Payán son una fiesta al ojo, un carnaval con confetis, un mapa lúdico donde la perspectiva y el orden racional ha sido pasado por la aplanadora pero que a pesar de ello, el “caos ordenado” nos salva de perdernos al ofrecernos de forma saltarina esa señal reconocible: el muelle, una torre de iglesia, una fachada, una escalera, una calle, una ventana, aunque tengamos que buscar a Wally (foto 7) armados de lupa y brújula. O más bien de listófono (“smart phone” en inglés) y su correspondiente aplicación de Google Maps, que son lo de hoy.

  #Cultura Ciudad de México