Conste que la valuación refiere por regla general paralelamente al pueblo que a la élite. Cuando la obra se ofrece al pueblo, se valida la visión en la obra de un autor; a tal fin se producen exposiciones temáticas, individuales y de trayectoria constantemente.

Se confirma una tendencia por los gustos homologados en la actualidad. La clase global más alta incluso rebasa la lógica de un comportamiento mesurado y dispone su capital para comprar obra de #Arte y concentrar una colección.

Uno de los refinamientos más exacerbados de la sociedad bicentenaria es el tener una economía dispareja y por lo tanto, lo mismo que pobres, una cantidad fabulosa de super multimillonarios. 

Por esta razón salimos del centro sin riesgo.

Anuncios
Anuncios

En cada época los recursos del valle de México fueron explotados para asentar casas de paseo o pequeñas poblaciones girando alrededor de las iglesias y los conventos.

En la Ciudad de México (CDMX) los grupos de dinero al final del Siglo XX se fueron construyendo sus colonias en otros centros aparte del Histórico, para relajarse y disfrutar su grandiosidad. Entonces se puso de moda vivir en el Pedregal o en San Ángel

Por esos entonces se trazó el Perisur y Altavista, vías que conducen a otros focos centrales importantes como Tlalpan y Coyoacán. Durante este milagroso crecimiento, el famoso coleccionista Carrillo Gil lega un museo justo a un paso de las flores; mismo que desde finales del Siglo XX ha perdurado como un punto de referencia para lo contemporáneo. 

Aunque el recinto es muy decoroso, muy lleno de luz y del blanco permanente ahora intervenido en primera instancia por una muestra dedicada a las mujeres de la colección.

Anuncios

Muchas veces el patronazgo en la inversión de obra, promueve que algunos artistas hombres hagan su individual mas que las mujeres. 

Aparte de mostrar muy audaces obras solo hechas por damas, se hace un llamado a reflexionar en la injusticia de la selección de macho en la presencia de los museos; ello aunque peculiarmente el Carrillo Gil ha tenido mucho más mujeres administrándolo. 

En el piso más alto se nos da la oportunidad de reír y llorar. En la muestra se deja de lado toda formalidad y se desprende en cada espacio una manera original de plantear cada concepto. 

No se trata aún de una estética que demande la participación del visitante, pero el grupo de artistas nos propone instalarnos en la experimentación que hicieron a partir del Bosco, de El jardín de las delicias. 

Las instalaciones superan aquellas de los museos para el niño y todo resulta inteligente, aunque no tan estético como se puede ver en la solución plástica o gráfica. Aquí no hablamos tampoco de esculturas, ni libros de artista.

Anuncios

Estos autores rebasan el borde y exploran después de todo la naturaleza de la percepción.

Se ofrece así mismo un gabinete donde Omar Guerra muestra Fragmentaciones Temporales, y una sala privada donde Manuel Solano expresa un tendedero de carteles con una manufactura que no concuerda del todo con el resto de los trabajos presentados como obras de arte.

Como sorpresa máxima, fuimos en un día de prensa y paseamos con la artista Carla Rippey. Ante un concurrido vestíbulo, la mexicano/estadounidense acompañada del curador Carlos Palacios anunció la próxima inauguración de Resguardo y Resistencia.

Carla ha tenido una relación muy afortunada con nuestra tierra, si bien no ha superado el grave trauma de la migración. En su regreso triunfal, lleva al máximo una necesidad obsesiva por plantearnos a la "mujer" desnuda en todo momento.

La técnica de su dibujo al grafito no tiene comparación. Ello le permitió destacar y en un lapso de 40 años desde 1976, realizarse plenamente. Se puede ver que es una excelente realizadora de luces y sombras, de una figuración sensacional, pero ella misma se harta de esto a finales de los 70 y empieza una exploración paralela de estilos y tendencias que culminan con un collage de 7 metros en la entrada.

Abajo se cerraron la cafetería y la librería que, alguna vez, fueran punto de referencia.

  #Cultura Ciudad de México