Durante la conferencia de prensa con la participación del productor Gastón Pavlovich, y Leonardo Cordero, Gerente de Cinépolis Distribución, el cineasta en videoconferencia desde Berlín habló de su relación y la grata fortuna de volver a trabajar con el actor protagonista:  “Filmar con Tom Hanks ha sido muy padre, cuando nos conocimos durante el rodaje de Cloud Atlas hubo una conexión inmediata que se ha convertido a través de los años en una confianza mutua. Tom es un actor que confía en lo que le dicen, si le dicen que tiene que saltar de una montaña lo hace." 

En relación a la forma en que esta cinta fue filmada por cuestiones sociales y la forma en que se llevó a cabo  el choque de culturas, donde la cultura musulmán tiene muchos prejuicios y rechazos hacia la cultura occidental: “Este es el tema principal de esta película dado que el protagonista refleja muchas facetas personales y experiencias propias, tener que viajara a un país que no conocía, y al que tuve que ir con la ayuda de un interprete y guía, de hecho, el personaje del taxista bromista está inspirado en él, realmente todo fue una sorpresa para mí y para Tom Hanks, que estaba acostumbrado a otras formas de trabajar, al principio no sabía si iba a encajar en esa, pero finalmente se dio cuenta de que  eran muy similares. La filmación en Jedahh trata mucho de los factores de relación con los extranjeros y el tema de la mujer y la forma en que se desenvuelve en esa sociedad, pueden tener una mentalidad un poco más abierta,. No hicimos una película para tratar sobre los sistemas de gobierno específicamente pero quisimos que la gente conozca esta cultura, no de los lideres religiosos ni sus gobernantes, sino sobre la gente.” 

Sobre el tema de cómo la tecnología nos acerca más pero también nos distancia, para Tykwer es muy interesante ver que  la gente de la época antigua cada vez se integra más a la época moderna a través de las nuevas tecnologías como el Internet y las redes sociales, y los hemos conocido más por estos medios de comunicación.

Anuncios
Anuncios

Gastón Pavlovich platicó sobre los proyectos que tiene en puerta, de los cuales adelantó serán dos cintas hechas en México próximas a estrenarse, una llamada en un principio Jimena, pero dado que la nueva cinta de Almodovar se llama así, pudo cambiarle el nombre a tiempo y ahora se llama Elena” una historia de amor y drama protagonizada por Alfonso Dosal y la actriz española Natalia Jimenez, así como otra cinta llamada “108 costuras” y narra la historia de dos amigos de la infancia y su pasión por el beisbol mexicano, estelarizada por Kuno Becker.

De igual manera platicó a grandes rasgos sobre dos proyectos ambiciosos por producir a nivel internacional, uno con Martin Scorsese que lleva 28 años intentando realizarse  y el otro sobre la vida del ex presidente ruso Gorbachev con quien está próximo a reunirse en Moscú para afinar los detalles de lo que aun no sabe si será una película o una serie para televisión.

Anuncios

Un holograma para el Rey, la nueva cinta del director alemán Tom Tykwer -conocido por su trabajo en cintas como Corre, Lola, Corre, El Perfume y Cloud Atlas entre otras-, es protagonizada por Tom Hanks, Tom Skerrit y Sarita Choudhury. Es un filme independiente sin el apoyo de las grandes productoras y estudios de Hollywood, co producción de Estados Unidos (Play Tone, la productora de Hanks) Alemania y México (Fábrica de #Cine), se estrena en México el 10 de junio con 180 copias en 30 ciudades. #Cultura Ciudad de México #Estrenos de cine